Brasil niega licencia a Total para explorar en desembocadura de Amazonas

// AFP

Brasil niega licencia a Total para explorar en desembocadura de Amazonas



El gobierno de Brasil denegó este viernes a la petrolera francesa Total la licencia ambiental para la perforación marítima en cinco bloques cerca de la desembocadura del río Amazonas, una decisión celebrada por organizaciones ambientalistas.

«La licencia ambiental para la Actividad de Perforación Marítima en los bloques FZA-M-57, 86, 88, 125 y 127 de Foz do Amazonas fue denegada este viernes por un conjunto de problemas técnicos identificados durante el proceso para obtener la licencia», anunció la agencia reguladora medioambiental brasileña Ibama.

La firma francesa se asoció en 2013 con la británica BP y la brasileña Petrobras para comprar bloques de exploración en la desembocadura del Amazonas, y estaba a la espera de obtener el permiso de las autoridades para iniciar el trabajo de exploración.

El ente regulador explica en una breve nota que su decisión se basa «en las profundas incertidumbres» detectadas en el plan de emergencia presentado, «agravadas por la posibilidad de un derrame de petróleo que puede afectar a los arrecifes de coral presentes en la región y por extensión a la biodiversidad marina».

Ibama sostiene además que dio todas las «oportunidades posibles» a Total E&P do Brasil para que «completase y aclarase los problemas técnicos» y afirma que este viernes informó a la empresa a través de un oficio.

El ente regulador ya le hizo observaciones este año y el pasado al estudio de impacto ambiental de Total, en particular sobre la posible dispersión de contaminantes en el área a explorar.

La denegación de la licencia había sido solicitada el pasado mes de abril por la Fiscalía de Brasil y por organizaciones de defensa del medio ambiente, temerosas que el emprendimiento petrolero tuviera nefastos impactos en esa formación coralina en el norte de Brasil.

«La desembocadura del Amazonas tiene un extenso arrecife de corales, fundamental para el equilibrio del medio ambiente por ser un lugar de reproducción, fuente de alimentos y cuna para diversas especies marinas», advirtió la fiscalía en ese entonces.

– «Una noticia óptima»

La ONG Greenpeace, que en abril afirmó que el arrecife de coral descubierto en 2016 es más grande de lo que se esperaba y abarca las áreas de prospección de Total, celebró la decisión del Ibama.

«Es una óptima noticia para los Corales de la Amazonía, un ecosistema único y del cual todavía se sabe poco. Y es una noticia óptima para las comunidades locales y el activismo ambiental», declaró en una nota Thiago Almeida, coordinador de la campaña «Defienda los Corales de la Amazonía», de Greenpeace Brasil.

La petrolera francesa negó en mayo, en respuesta a Greenpeace, que hubiera arrecifes en la zona donde tenían previsto perforar, y en junio su presidente Patrick Pouyanné afirmó que el proyecto se haría «respetando el medio ambiente» y manifestó su confianza en convencer a las autoridades brasileñas.

En Brasil, Total consolidó su alianza estratégica con el gigante estatal Petrobras en 2016, cuando ambas empresas se comprometieron a evaluar de forma conjunta oportunidades en el gigante sudamericano y en el exterior en todos los segmentos de la cadena de petróleo y gas.

Hacia finales de noviembre, el grupo francés anunció su entrada en el sector de la distribución de carburantes en Brasil con la adquisición de las actividades de la empresa local Grupo Zema, que opera una red de 280 estaciones de servicio.

– Antes de Bolsonaro –

La decisión del Ibama llega pocas semanas antes de que el próximo 1 enero asuma el poder de este país líder de la lucha contra el cambio climático el ultraderechista Jair Bolsonaro, muy criticado por sus promesas de modificar algunas normativas ambientales.

El exparacaidista de 63 años ha cuestionado entre otras cosas la permanencia de Brasil en los acuerdos climáticos de París, pues considera que ponen en riesgo la soberanía brasileña sobre una región de 136 millones de hectáreas denominada «Triple A», que va desde Los Andes al océano Atlántico, atravesando la Amazonía.

Además, ha criticado abiertamente la intangibilidad de algunas tierras indígenas, porque considera que, cómo están hechas esas normas, afectan el crecimiento económico.

El presidente electo, que todavía no ha nombrado a su futuro ministro de Medio Ambiente, presionó para que el actual gobierno, del también conservador Michel Temer, desistiera de organizar la cumbre mundial del clima COP25 en 2019.

Te podría interesar también