Boris Johnson vuelve a la carga para convocar elecciones en el Reino Unido

// AFP

Boris Johnson vuelve a la carga para convocar elecciones en el Reino Unido


El primer ministro británico, Boris Johnson, intentará este martes por cuarta vez convocar elecciones anticipadas en diciembre, con la idea de obtener una mayoría y sacar al Reino Unido de la parálisis del Brexit, que fue aplazado de nuevo.

Después de que los diputados rechazaran el lunes un texto que convocaba elecciones legislativas para el 12 de diciembre, el líder conservador anunció que iba a preparar una nueva votación.

De este modo, espera lograr una mayoría que le permitiría, por fin, cumplir con su promesa de poner en marcha el Brexit, a favor del cual votaron un 52% de los británicos en un referéndum en junio de 2016.

El Reino Unido debía abandonar la Unión Europea este jueves, pero los 27 miembros de la UE aprobaron una prórroga del divorcio hasta el 31 de enero, a menos que los diputados británicos ratifiquen antes de esa fecha el acuerdo de divorcio alcanzado hace una decena de días en Bruselas.

El lunes por la noche, la Cámara de los Comunes rechazó una moción del gobierno para convocar elecciones el 12 de diciembre, que solo contó con el apoyo de 299 diputados, mientras que ese tipo de texto requiere una mayoría de dos tercios (434 votos). Los laboristas, primera fuerza de la oposición, bloquearon el texto con su abstención, alegando que querían evitar el riesgo de un Brexit duro, sin acuerdo.

Los diputados ya habían rechazado dos intentos anteriores de Boris Johnson, que llegó al poder en julio con la promesa de un Brexit el 31 de octubre, de organizar elecciones en septiembre.

Decidido a poner fin a esta «parálisis», el jefe del gobierno intentará, de nuevo, activar el proceso para unas elecciones anticipadas el martes.

Sacando partido de las sutilidades del sistema electoral británico, espera presentar un texto de ley que fije la fecha de los comicios en el 12 de diciembre. Este tipo de procedimiento solo necesitaría una mayoría simple, pero abre la puerta a una batalla de enmiendas sobre las modalidades de las elecciones.

El texto podría obtener el apoyo de algunos partidos de la oposición, como los eurófilos Partido Nacional Escocés (SNP) o los liberal-demócratas, que esperan que el bando anti-Brexit venza en las urnas.

«Queremos ver al primer ministro derrotado y expulsado de Downing Street», declaró el martes a la BBC Scotland Ian Blackford, jefe del grupo parlamentario SNP en Westminster.

 

¿Último aplazamiento?

Estas formaciones quieren que las elecciones tengan lugar antes de que el Brexit se ponga en marcha, por lo que habría que celebrar elecciones lo antes posible, según ellos. Esto ha dado lugar a una disputa sobre la fecha de los comicios.

Para convencerlos, el ministro encargado de Relaciones con el Parlamento, Jacob Rees-Mogg, afirmó el lunes que el gobierno no sometería a los diputados el texto que prevé la aplicación del acuerdo del Brexit cerrado con la UE hace una decena de días.

Si «el Parlamento resiste» y no bloquea la celebración de elecciones, «quiero exhortar a los Estados miembros de la Unión Europea a indicar claramente que otro aplazamiento [del Brexit] luego del 31 de enero no es posible», escribió Johnson al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

La fecha del Brexit, inicialmente prevista para el 29 de marzo de 2019, fue postergada al 12 de abril y luego al 31 de octubre.

El aplazamiento anunciado el lunes prevé como fecha límite el 31 de enero, pero abre la posibilidad a que el Reino Unido deje el bloque comunitario el 30 de noviembre o el 31 de diciembre si entretanto se ratifica un acuerdo de salida, según un documento al que tuvo acceso la AFP.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también