BCV registra tercera reducción de liquidez monetaria de 2020 en la semana del #09Oct

// Banca y Negocios @bancaynegocios

BCV registra tercera reducción de liquidez monetaria de 2020 en la semana del #09Oct



El gobierno mantiene su estrategia de control monetario para intentar contener, aunque sin éxito, el avance de los precios del dólar, a pesar que los compromisos presupuestarios se incrementan y se deben cancelar pagos atrasados a proveedores y las bonificaciones de fin de año a trabajadores del sector público, pensionados y jubilados.

El Banco Central de Venezuela (BCV) reportó que el saldo de liquidez monetaria, en el corte del 9 de octubre, registró una contracción  de 1,15% y se ubicó en 223.442.078 millones de bolívares. Esta es la tercera semana de 2020 en la que este indicador registra un comportamiento negativo. Previamente, el circulante en poder del público bajó 1,48% en el corte del 10 de enero y luego se contrajo 0,42% al cierre del 10 de agosto, lo que parece revelar un patrón de gestión.

Este ajuste puntual se produjo luego que la semana del 2 de octubre la liquidez registrara una de las mayores expansiones del año, con un salto de 7,54% que analistas explican como resultado del pago del primer tramo de los aguinaldos a los empleados públicos y el pago de deudas pendientes a proveedores críticos.

El monto en dólares de la liquidez a tasa oficial es 494 millones de dólares. A pesar que, en bolívares, la liquidez ha aumentado 427,6% en lo que va de año, expresada en divisas estadounidenses a tasa oficial se ha contraído en 46,47% en el mismo período.

Durante el período de alarma nacional por la expansión del COVID-19, la expansión del circulante ha sido de 229,7%, lo que revela la persistencia de la estrategia monetaria restrictiva, a pesar de las demandas de los gremios productivos para que el gobierno implante un plan concreto de respaldo monetario para apoyar a las empresas cerradas o con actividad limitada, durante los 7 meses de confinamiento regulado. Mantener la inflación a raya sigue siendo una meta, incluso ante los costos económicos de la pandemia.

Los resultados evidentemente no son satisfactorios, aunque efectivamente el ejecutivo ha logrado moderar el hiperinflacionario crecimiento de los precios, en comparación con 2019 y, sobre todo, 2018.

Aparte de suprimir, vía encaje legal, una porción casi de extinción del crédito bancario, la desaceleración del volumen de liquidez inyectado a la economía ha sido muy sustancial, a tal punto que en el período comprendido entre el cierre de diciembre de 2018 y el 8 de octubre de 2019, el circulante aumentó 1.905%, 1.477 puntos porcentuales más que en el período equivalente de este año.

Por otra parte, el fenómeno de la desmonetización se sigue profundizando. Al cierre de la semana del 9 de octubre, la proporción de billetes y monedas como parte de la liquidez circulante se ubicó en 3,49%, cuando antes de 2019, cuando comenzó el ajuste monetario, el promedio superaba 10%.

Te podría interesar también