Banco ruso desafía a EEUU y ayuda a Venezuela con el petro

// AP

Banco ruso desafía a EEUU y ayuda a Venezuela con el petro



Los inversores que buscan comprar el petro, la criptomoneda de Venezuela, tal vez quieran dirigirse a un banco no muy conocido de Moscú, cuyos principales accionistas son el gobierno del presidente Nicolás Maduro y dos compañías estatales rusas a las que Estados Unidos les impuso sanciones.

Evrofinance Mosnarbank ha surgido como la única institución financiera internacional que está dispuesta a desafiar a la campaña de Estados Unidos para frustrar la primera moneda digital respaldada por un gobierno, incluso antes de que comience a operar.

Los primeros posibles inversores que se registraron con el gobierno venezolano y descargaron el software de la petro _disponible en español, inglés y ruso_ fueron invitados a comprar la criptomoneda al transferir un mínimo de 1.000 euros a una cuenta bancaria del gobierno venezolano en el Evrofinance, reseñó la agencia AP.

El lugar del banco en el lanzamiento de la petro es una evidencia de la participación de Rusia en la creación de una criptomoneda que gran parte del mundo digital ha rechazado, pero que Maduro espera permita que Venezuela eluda las sanciones financieras de Estados Unidos, impuestas el año pasado.

En el lanzamiento del petro el 21 de febrero, Maduro elogió a dos rusos que estaban entre los presentes y que trabajaron con empresarios adinerados y vinculados con el Kremlin, agradeciendo a sus compañías desconocidas, Zeus Exchange y Aerotrading, por su papel en el desarrollo de lo que bromeó, sería un tipo de “kryptonita” contra el dominio económico de Estados Unidos.

Un día después, envió a su ministro de Economía a Moscú para que informara a su homólogo ruso.

En marzo, la Association of Cryptocurrency and Blockchain de Rusia premió al gobierno venezolano por su papel en “desafiar a los poderes de facto en el sistema financiero internacional”.

El interés ruso en la petro surge de su propio estatus de paria en el Occidente, dijo Claiborne W. Porter, el exdirector de la unidad de integridad bancaria del Departamento de Justicia de Estados Unidos. En momentos en los que las relaciones con Estados Unidos y la Unión Europea se vuelven más tensas, ambos países buscan formas de demostrar su poderío político mientras mueven dinero fuera del sistema financiero estadounidense.

“Como niños en el patio de recreo, Venezuela y Rusia piensan que luchan juntos contra las sanciones de Estados Unidos, así que intentarán formar un frente unido”, indicó Porter, quien actualmente es director de investigaciones en la firma de consultoría Navigant.

Rusia es uno de los principales inversionistas en la industria petrolera del país sudamericano. El rescate económico se ha vuelto más importante desde que el gobierno de Trump prohibió a los estadounidenses prestar dinero al gobierno casi en quiebra de Venezuela y ahora amenaza con imponer sanciones a las naciones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo si Maduro continúa con las elecciones presidenciales convocadas para este mes, las cuales son ampliamente vistas como una farsa.

En marzo, Trump promulgó una orden ejecutiva en la que prohibió a los estadounidenses hacer cualquier trato con la moneda petro.

Te podría interesar también