Banca ha eliminado más de 12.000 empleos y 49% de sus cajeros automáticos desde 2018

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Banca ha eliminado más de 12.000 empleos y 49% de sus cajeros automáticos desde 2018



Con el crédito severamente restringido y un incremento constante de costos al ritmo que marca la hiperinflación, la banca ha continuado sus procesos de ajustes, en función de mantener su eficiencia operativa y salud financiera, aún cuando la rentabilidad ha venido cayendo de manera consistente.

En este sentido, el sistema bancario venezolano redujo el tamaño de su nómina en 2.692 trabajadores en los primeros cuatro meses de 2020, al pasar de 49.166 empleados a 46.474 entre el cierre de diciembre de 2019 y abril pasado. En términos porcentuales, el recorte fue de 5,48%, de acuerdo con el más reciente reporte de la Superintendencia de Instituciones del Sector Bancario (Sudeban).

Esta situación de disminución de personal ha sido constante en los últimos años. En comparación con abril de 2019, la nómina de la banca se redujo en 6.990 colaboradores, y frente a los datos oficiales de abril de 2018, la reducción ha sido de 12.378 empleos. De manera que, en dos años, el sistema perdió 21% de su talento, especialmente técnico-profesional.

Fenómenos como la emigración y la constante pérdida de poder adquisitivo de los ingresos han hecho que el sector bancario pierda cada vez más competitividad como empleador, pero la adopción de nuevas tecnologías de medios de pago electrónicos y la masificación del uso de los canales digitales -que absorbieron 98% de las operaciones en 2019- también han servido para que algunas instituciones realicen ajustes negociados.

En cuanto a la red de agencias, también se ha mantenido la tendencia contractiva. Al término de abril de 2020, la Sudeban reportó 3.075 agencias activas a escala nacional, 294 oficinas menos que en el mismo mes de 2019 y una disminución de 380 en relación con el mismo lapso de 2018. Como se puede apreciar, el cierre de agencias se aceleró durante el año pasado.

– Cajeros automáticos –

Al corte del 29 de abril pasado, el valor del efectivo en poder del público apenas representó 4,13% del total de la liquidez monetaria, que ascendió a nada menos que 114,59 billones de bolívares. Este dato es relevante, porque más de 90% de las operaciones que se realizan en la red de cajeros automáticos es de retiro de billetes.

En consecuencia, una amplia existencia de ATMs en el país ha dejado tener sentido y, además, representa un peso muerto sobre las finanzas del sistema. Es posible que la transición tecnológica a las plataformas digitales explique, en buena medida, por qué, también, el número de cajeros se ha ido reduciendo.

En abril pasado, el primer mes de completo de cuarentena, la Sudeban reportó 4.018 cajeros automáticos en servicio, 892 unidades menos que las existentes en enero, lo que representa un promedio de desactivación de 223 equipos por mes en el primer cuatrimestre.

En un año, la red de ATMs se ha contraído en 1.832 unidades o 31,32%, debido a una estrategia de racionalización que supone un ahorro importante en gastos de mantenimiento, que son en dólares, en medio de un proceso creciente de reducción de ingresos.

Si se compara con la data de 2018, se han desactivado 3.894 equipos de ATMs (acrónimo en inglés de Automated Teller Machine), que representa una contracción de 49,22% de esta red.

– Puntos de venta –

El registro de la Sudeban reveló la existencia de 419.083 puntos de venta activos propiedad de los bancos en el país, lo que significa una reducción de 12.748 unidades en lo que va de año, como consecuencia de que la banca ha ido cediendo mercado a empresas proveedoras especializadas, aunque si se cruzan las cifras de la Sudeban con las de los estudios comparativos de tarjetas de crédito y débito, que publica el Banco Central de Venezuela, el sector debe conservar más de 50% del market share.

De acuerdo con el más reciente estudio divulgado por el emisor, correspondiente al mes de febrero, había activos 604.782 puntos de venta o POS en el país, con una red de 404.904 negocios afiliados.

Parece evidente que el sistema bancario tiene limitaciones para incrementar su presencia en esta área de negocio, que se ha hecho, sin embargo, muy competida y con un desarrollo muy veloz, debido a la escasez de efectivo, que ya lleva cerca de cuatro años como problema crítico en el país.

Los números de la Sudeban muestran que este fenómeno de expansión del mercado por parte de empresas proveedoras no bancarias se desarrolló, básicamente, en 2019 y se ha incrementado en lo que va de este año, ya que, si se compara con abril de 2018, la red bancaria de POS muestra un incremento de 62.806 equipos o 17,63%. Entre abril de 2019 y el mismo mes de 2020, no obstante, se produjo una reducción de 10.246 unidades. 

Te podría interesar también