ANCE: Es urgente crear un fondo de reconstrucción nacional con organismos internacionales

// Banca y Negocios @bancaynegocios

ANCE: Es urgente crear un fondo de reconstrucción nacional con organismos internacionales



La Academia Nacional de Ciencias Económicas (ANCE) desestimó la idea permanentemente repetida por el gobierno de Nicolás Maduro según la cual las sanciones de Estados Unidos representan la única causa de la crisis y advierte que la liberalización de la economía ocurre «por el abandono de las responsabilidades del gobierno de velar por el bienestar de los venezolanos, incidiendo en un incremento
de la inequidad, agravado ahora por la diferencia entre quienes tienen divisas y quienes no«.

El comunicado, firmado por la presidente de la corporación, la economista Sary Levy Carciente y su secretario, Eduardo Ortíz Felipe, hace un balance de la «agravada situación de la economía venezolana», e insiste en «la necesidad de emprender cambios sustanciales en las orientaciones de las políticas económicas para revertir el continuado deterioro en el bienestar de los venezolanos y crear las condiciones para una mejora sostenida en sus condiciones de vida. Para ello resulta indispensable restituir la gobernanza dentro del marco de Estado de Derecho y rescatar la institucionalidad propia de una república democrática, restableciendo las garantías económicas».

«Se exige un plan macroeconómico de estabilización en el que confluyan acciones de política fiscal, monetaria y cambiaria, que restablezcan la confianza y permitan la atracción de inversiones productivas y la generación de puestos de trabajos bien remunerados, rompiendo con esquemas rentistas del pasado y favoreciendo la productividad y la sana competencia», plantea el documento balance de la Academia de Ciencias Económicas.

«Es obligatorio sacar al país del aislamiento en el que se encuentra, y emprender acciones con los organismos multilaterales y otros donantes para constituir un gran fondo para la reconstrucción nacional. En paralelo buscar mecanismos para reestructurar los pagos de la onerosa deuda que hoy embarga al país y evaluar mecanismos de canje por inversión y empréstitos que impulsen la reforma del Estado», puntualiza la corporación.

– Los bodegones no crean riqueza –

Con un discurso abiertamente crítico, la Academia de Ciencias Económicas mira con preocupación aspectos fundamentales del proceso de desregulación  de facto de la economía venezolana, como el hecho de la imposición de un modelo eminentemente importador incapaz de generar riqueza y empleo de calidad con salarios adecuados.

«La dolarización de parte importante de las transacciones que se hacen en el mercado doméstico, como la venta de activos públicos sin restricción, bajo el amparo de la llamada “Ley Antibloqueo”, tampoco devuelven la situación a una supuesta normalidad, ni ayudan al rescate de una economía sana que impulse el desarrollo«.

La institución académica está preocupada por la inequidad social que genera un proceso de liberalización desordenado y sin un claro marco normativo.

«La aparición de establecimientos comerciales (los llamados “bodegones”) surtidos de bienes en Caracas y ciudades del interior, y la disminución de la escasez, no son resultado de una mayor producción doméstica. No generan suficientes oportunidades de empleo productivo y mejores salarios. La afluencia de bienes que ocurre a través de su importación, pagada con divisas en manos privadas y coadyuvada por la exoneración de impuestos aduanales, ofrece pocos encadenamientos productivos con limitada capacidad de impulsar efectos colaterales positivos; beneficiando principalmente a quienes tienen ahorros en divisas o acceso estable a ellas, quedando excluida una parte mayoritaria de la población».

– Contradicciones –

Los agentes económicos y la sociedad toda se mueven en un ambiente de profunda incertidumbre, porque este proceso de «apertura» se produce junto con la amenaza de la profundización del estado comunal, «como nueva forma de organización político-territorial, que actúa como sistema de dominación social, fusionándose incluso con fuerzas irregulares y delincuenciales y en el cual la libertad individual pasa a ser secundaria frente a los objetivos agregados impuestos desde las más altas esferas del poder».

El documento de la ANCE precisa que «se genera así una dinámica dual en los ámbitos económico, político y social, altamente contradictorias entre ellas, profundizando desigualdades e inequidades, desmantelando el sentido unitario de nuestra nación».

A continuación, el documento completo de la Academia Nacional de Ciencias Económicas:

20210309-PronunciamientoANCE by Armando Pernía on Scribd

Te podría interesar también