Banca y Negocios Informe Privado
spp_header_2
17/09/2022 12:24 PM

Análisis | Las empresas deben ser "ambidiestras" y capaces de mantener sus modelos de negocios

Puntualizó que aunque varía, la ambidestreza «es crucial hoy tanto por el contexto volátil de nuestro país como por los cambios tecnológicos del mundo»

Análisis | Las empresas deben ser «ambidiestras» y capaces de mantener sus modelos de negocios

El economista Asdrúbal Oliveros comentó que ante ambientes volátiles, las empresas «deben ser ambidiestras», lo que significa que tienen que «ser capaces de mantener sus modelos de negocios actuales al mismo tiempo que exploran nuevas oportunidades que van más allá de este».

Explicó que para hacer la empresa ambidiestra, es clave conocer a profundidad sus estructuras y sus recursos humanos, «pues los principales obstáculos tienden a surgir de las estructuras, culturas y élites de las propias organizaciones».

«La alineación estratégica también es clave para la adaptación y la planificación es fundamental para lograr que una empresa sea ágil y pueda ser ambidiestra, que viene en tres tipos: secuencial, estructural y contextual», sumó.

En ese sentido, describió los tres tipos de modelos:

– Secuencial o separación temporal: son estructuras que se ajustan a las exigencias del entorno. En tiempos de cambio, se alinea hacia la exploración de nuevos negocios. En tiempos de estabilidad, la organización explota negocios conocidos.

Este modelo es idóneo para empresas que operan en entornos de cambio lento, compañías jóvenes sin muchos recursos o que poseen estructuras flexibles que pueden abordar muchas tareas, duplicidad de funciones.

– Estructural o separación espacial: la empresa innova y mantiene su negocio actual de forma simultánea, con dos estructuras que operan por separado y tienen objetivos diferentes. Sin embargo, ambas unidades deben estar integradas para tener una visión compartida.

Este modelo es idóneo para empresas medianas o grandes, en entornos rápidos, y en las cuales los equipos de innovación son muy distintos al negocio principal.

– Contextual: en la empresa coexisten estructuras preexistentes que dependen de microestructuras de comunicación interna, una relación de flexibilidad, disciplina y confianza, que permitan a los individuos y gerencias priorizar estrategias y tomar decisiones asertivas rápidamente.

No obstante, el especialista precisó que aunque varía, la ambidestreza «es crucial hoy tanto por el contexto volátil de nuestro país como por los cambios tecnológicos del mundo».

«De ella dependerá la sostenibilidad de tu empresa ante los cambios: mientras más ambidiestra, más ágil. Mientras más ágil, más adaptativa. Mientras más adaptativa, más competitiva. Siempre un paso adelante», enfatizó en Twitter.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Comparte este artículo