Análisis | ¿China se está desconectando del gobierno de Maduro?

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Análisis | ¿China se está desconectando del gobierno de Maduro?


Como ya se ha informado de manera amplia el gobierno chino comenzará a cobrar el impuesto ambiental del 30% as las compras de petróleo el 12 de junio, duplicando efectivamente el costo de las importaciones de crudo venezolano, haciéndolo comercialmente inviable, dicen analistas.

Tiene que haber una trampa, sospechan algunos observadores, ya que es difícil entender cómo China daría la espalda a Maduro de repente y arriesgaría potencialmente su importante participación en la industria petrolera de Venezuela.

«A fin de cuentas, ¿quiere China perjudicar a Maduro? Eso parece muy poco probable. Tiene que haber algo en el fondo de esto que lo ayude», dijo Jorge Pinon, un veterano de la industria petrolera y director del Centro de Política Internacional de Energía y Medio Ambiente de la Universidad de Texas, en una nota publicada por el canal estadounidense Univisión.

El momento del impuesto, que llega sólo tres meses después de que Joe Biden entrara en la Casa Blanca, también ha suscitado especulaciones geopolíticas sobre el impacto que podría aumentar la influencia de Washington para forzar concesiones políticas de Maduro.

Algunos expertos afirman que China ha dado señales de que puede haber perdido la paciencia con Maduro y que incluso podría estar dispuesta a alejarse de Venezuela; sin embargo, el país asiático ha cumplido con los envíos de vacunas anticovid-19 y sigue enviando insumos médicos para paliar la grave situación sanitaria que vive Venezuela.

«Hace tiempo que está bastante claro que el interés de China por hacer mucho por Maduro ha disminuido», dijo Maximilian Hess, experto en Asia del Instituto de Investigación de Política Exterior de Filadelfia.

Los observadores señalan que Venezuela ha desaparecido de los titulares de los medios de comunicación estatales chinos, un marcado cambio con respecto al pasado, cuando Pekín se deleitaba con el desafío antiestadounidense de Maduro.

– Correr para no pagar –

Si bien el régimen de Maduro no se ha pronunciado sobre el impuesto, no ha pasado desapercibido en Venezuela. Según los informes, PDVSA se apresura a cargar hasta cinco millones de barriles en tres grandes petroleros antes de la fecha límite.

Es difícil subestimar la importancia histórica del comercio de petróleo de Venezuela con China. Los envíos que rompen el embargo representan el 90% de las exportaciones actuales de Venezuela después de que las sanciones de Estados Unidos en 2019 cerraran el acceso del país a los mercados tradicionales de petróleo y gas. Una pequeña cantidad -el equivalente a unos 60,000 barriles diarios- va a Cuba.

El petróleo representa el grueso de los ingresos extranjeros de Venezuela -aparte de la venta de oro y las remesas enviadas desde el exterior, aparte de otras exportaciones- por lo que perder el mercado de China podría potencialmente llevar a la quiebra al gobierno venezolano al dejarlo sin suficientes divisas para pagar sus enormes deudas.

China es uno de los principales aliados de Venezuela -junto con Rusia e Irán- y ha apoyado a Maduro durante la avalancha de sanciones que Washington ha impuesto a su gobierno en los últimos años. Aunque los detalles del comercio de China con Venezuela son secretos, se presume que una parte de los envíos de petróleo no es en efectivo y se utiliza para pagar una deuda de 19,000 millones de dólares.

China también tiene importantes intereses petroleros en Venezuela, incluida una participación del 49% en Sinovensa, una empresa conjunta entre PDVSA, la compañía petrolera estatal de Venezuela y China National Petroleum Corp (CNPC), que produce unos 140,000 barriles diarios de crudo extrapesado del Orinoco.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también