Análisis | Aumentan compras de crudo venezolano reetiquetado como malasio antes de impuesto chino

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Análisis | Aumentan compras de crudo venezolano reetiquetado como malasio antes de impuesto chino



Los comerciantes petroleros están compitiendo para entregar a China volúmenes récord de petróleo venezolano «enmascarado» como mezcla de betún de Malasia, antes de los nuevos impuestos a los combustibles que parecen invertir el lucrativo flujo de crudo de Venezuela al principal importador petrolero del mundo.

En un análisis publicado por la agencia Reuters, se afirma que durante los últimos 12 meses, China compró un estimado de US$3,5 mil millones en petróleo venezolano reetiquetado como combustible de Malasia, según el seguimiento de carga y fuentes de la industria, lo que le da a Caracas un salvavidas mientras lidia con una economía en colapso en medio de sanciones estadounidenses.

Gran parte de ella viene como betún diluído, una mezcla de crudos pesados similares al alquitrán y combustibles residuales de refinería, que no tienen impuestos al consumo como el fuel oil, y tampoco están sujetos a las cuotas de China sobre las importaciones de petróleo.

Los envíos de mezcla de betún a China se han multiplicado por 13 desde mayo de 2020, y el especialista en seguimiento de carga Vortexa Analytics estima que el 90% de las cargas durante el último año hasta fines de abril eran en realidad petróleo pesado de Venezuela. Eso es unos 324.000 barriles por día (bpd), o casi el 61% de las exportaciones totales de petróleo de Venezuela.

Sin embargo, los nuevos impuestos a los crudos y combustibles que entrarán en vigor el 12 de junio aumentarán el costo de la mezcla de betún para los importadores entre un 40% y un 50%.

“Si bien no todos los 350.000 a 400.000 bpd del bitumen adicional que fluye hacia China desaparecerán de la noche a la mañana, una gran proporción estará en riesgo”, dijo Liu Yuntao, analista de China de la consultora Energy Aspects.

– Destino: Shandong –

El principal comprador de petróleo del estado chino, CNPC, dejó de cargar petróleo venezolano a partir de agosto de 2019 debido a las sanciones de Estados Unidos, pero los comerciantes privados y las refinerías han sido compradores dispuestos, recertificando y mezclando el petróleo como malayo luego de los transbordos en aguas de Malasia, según datos y fuentes de la industria.

Parte del petróleo venezolano ha sido reetiquetado como malasio al calificarlo como crudos Singma o Mal Blend, mientras que algunas refinerías más pequeñas, que enfrentan restricciones de cuotas de importación de petróleo crudo, han buscado una materia prima que no requiere cuotas de importación, dicen fuentes de la industria.

“La mezcla de betún encaja perfectamente en esa categoría”, dijo un comerciante chino involucrado en el negocio, que solicitó el anonimato debido a la sensibilidad del tema.

La demanda se ha visto impulsada por una fuerte recuperación en el consumo chino tras la caída por el coronavirus desde abril de 2020, y a medida que se acerca la fecha límite para el nuevo impuesto, las importaciones han aumentado.

Vortexa Analytics estimó que un récord de 4,3 millones de toneladas de mezcla de betún de Malasia llegaron a China en mayo, de las cuales 2,7 millones de toneladas se habían descargado el 24 de mayo.

Eso supera un récord anterior en diciembre pasado de 2,38 millones de toneladas reportado por la aduana china, y un máximo previo a la sanción de 2,36 millones de toneladas para el crudo oficial venezolano en septiembre de 2016.

Zhou Mi, analista de la consultora JLC, dijo que alrededor de 2,4 millones de toneladas de mezcla de betún de Malasia debían ingresar a la provincia de Shandong, en el este de China, en mayo, el centro de refinación independiente de China.

“Los comerciantes estaban luchando por despejar los cargamentos antes de junio”, dijo Emma Li, analista de petróleo de Vortexa en China.

China, que también toma petróleo de Irán, pidió a Estados Unidos en diciembre pasado que levantara las sanciones a Venezuela, y no ha tomado ninguna medida evidente para reprimir las supuestas importaciones de la nación sudamericana.

– Nueva normalidad –

Con el nuevo impuesto a los combustibles a partir del 12 de junio, las importaciones de mezcla de betún de Malasia enfrentarán un cargo adicional de 32 dólares por barril, lo que hará que su procesamiento sea poco económico, dijeron los comerciantes.

Sin embargo, el impacto en las importaciones generales de Venezuela a China aún no es seguro.

Los importadores pueden verse obligados a volver a etiquetar el combustible venezolano como mezclas de crudo, siempre que posean o puedan adquirir las cuotas de importación requeridas, dijeron los comerciantes.

En Venezuela, algunos comerciantes y transportistas expresaron su preocupación sobre cómo se implementará el nuevo impuesto.

Pero las cargas de petróleo venezolano con destino a Asia no se han detenido, incluso para aquellas cargas que no llegarán antes del 12 de junio, lo que sugiere que los fletadores podrían intentar declarar la mayoría de ellas como mezclas de crudo, en lugar de mezclas de betún, dijeron fuentes de envío.

«El impuesto es simplemente imposible de pagar. Tendrán que encontrar una forma de evitarlo», dijo un transportista.

Información de Reuters.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también