Aerolíneas proponen y el gobierno dispone: empresas fijan expectativas en noviembre para volver a volar

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Aerolíneas proponen y el gobierno dispone: empresas fijan expectativas en noviembre para volver a volar



En el sector aeronáutico hay confusión y desesperación. Este es uno de los sectores más perjudicados de la economía, pues sus operaciones están paralizadas desde hace casi 7 meses y no hay perspectivas realmente claras de reactivación. Fuentes del sector indican a Banca y Negocios que las empresas han hecho diversas propuestas, pero el escenario más probable es una apertura parcial a partir de finales noviembre con las rutas de mayor demanda a escala nacional.

Las aerolíneas nacionales con operaciones internacionales están planteando esquemas para reactivar el tráfico con sus destinos foráneos, pero las fuentes consultadas indican que esta es una situación más difícil. En general, las empresas, los aeropuertos y los trabajadores están listos para arrancar en condiciones adecuadas de seguridad sanitaria, pero el temor a un rebrote de casos de Covid-19 por la reapertura de vuelos subsiste.

Los informantes aclaran expresamente que ningún actor privado del sector tiene certeza de cuándo se reabrirán las operaciones ni cómo se hará, porque eso está en manos del Ejecutivo Nacional y las autoridades aeronáuticas están a la espera de una decisión definitiva. «La paciencia es lo aconsejable, pero la situación general de las empresas hace difícil mantener la tranquilidad», señala uno de los entrevistados.

Parte de los mecanismos de control de la expansión del coronavirus es que las actividades permitidas limiten el número de personas movilizadas y eso condena no solo a las compañías aeronáuticas, sino a otros sectores como transporte terrestre, centros comerciales, turismo, actividades de alojamiento, actividades artísticas de entretenimiento y recreación, y venta al por menos de alimentos, entre otros, los cuales han sufrido un «impacto catastrófico», de acuerdo con un estudio realizado por Datanálisis.

El sondeo citado señala que 20,8% del tejido empresarial venezolano ha registrado un «impacto catastrófico» como saldo de la pandemia, mientras otro 32,2% ha registrado un «impacto negativo».

De acuerdo con un reporte de VPI TV, Juan Bracamonte, presidente ejecutivo de la aerolínea Avior, se reunió con miembros de la administración de Nicolás Maduro y con aliados comerciales, para «plantear unos vuelos no regulares ordenados para noviembre y diciembre»

El encuentro contó con la participación de 300 agencias de viajes y 1500 personas del sector. «Avior puede abrir 20 vuelos a Bogotá, así como 10 vuelos a Manaos, seis vuelos a Perú y otros 20 a República Dominicana, al igual que realizar 39 vuelos nacionales Caracas-Barcelona», indicó el Ejecutivo.

La propuesta de la aerolínea es abrir operaciones regulares a partir del 15 de diciembre «pero estos vuelos no regulares iniciales nos pueden servir como de plan piloto, tal como se hizo en Colombia», indicó Bracamonte.

Lo anterior implica que el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) apruebe un calendario de vuelos específicos por demanda de rutas internacionales. La propuesta de Avior es una de varias que están en manos de los reguladores, pero la decisión corresponde al alto nivel del poder ejecutivo.

El presidente de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV), Humberto Figueras, concedió una entrevista a Banca y Negocios en mayo, donde dijo que «la situación de las aerolíneas que operan en Venezuela es sumamente grave, teniendo en cuenta que, antes de la pandemia, el sector ya enfrentaba una caída sostenida. En concreto, desde el 2013 al 2019 se perdieron aproximadamente el 75% de los asientos disponibles y se cerró cerca del 80% de conectividad a escala nacional e internacional.

«Las cifras en Venezuela ya eran muy graves, y ahora durante la suspensión por la pandemia estamos en cero. Solo están operando las líneas aéreas de carga y algunos vuelos humanitarios».

Cuatro meses después, la situación es aún más crítica, a tal punto que se teme que algunas empresas no puedan regresar al mercado y exista una menor oferta de asientos con más concentración del negocio. Recientemente Air France confirmó que no continuará operando en Venezuela.

Aunque el anuncio indica que la suspensión será «temporal», vistas las condiciones del mercado internacional y la situación del negocio local, parece poco probable que la empresa francesa regrese a al país en un plazo corto o mediato. En consecuencia, en Venezuela quedan operando Iberia (España), TAP (Portugal) -que está promocionando un regreso en diciembre-, Air Europa, Plus Ultra, Turkish Airlines  (Turquía), Copa (Panamá) y Caribbean Airlines (Trinidad-Tobago).

Avior, Laser, Estelar y la estatal Conviasa son las líneas nacionales que ofrecen vuelos internacionales.

Te podría interesar también