spp_header_1
spp_header_2
15/11/2022 12:21 PM
| Por EFE

Advierten que embargo de la UE al petróleo ruso aumentará presión en el mercado

El aumento de la demanda mundial de petróleo se frenará hasta 1,6 millones de barriles diarios en 2023, frente a los 2,1 millones de este año, debido a la ralentización económica global.

Advierten que embargo de la UE al petróleo ruso aumentará presión en el mercado

El próximo embargo de la Unión Europea (UE) al crudo y los derivados petroleros de Rusia aumentará la tensión en el mercado, advirtió este martes la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

En su informe mensual sobre el mercado de petróleo, la AIE señala que ese embargo, que entrará en vigor el 5 de diciembre para las importaciones de crudo y el 5 de febrero para las de derivados, añadirá «más presión» en los mercados, especialmente en el del diésel, que está «excepcionalmente tirante».

Añade que la propuesta del G7 de imponer un tope de precio al petróleo ruso que compra «puede aliviar las tensiones, pero subsiste una miríada de incertidumbres y retos logísticos».

Además, la situación de Rusia como país productor y exportador se pondrá a prueba con los embargos de la UE, que hacen prever que la producción de ese país caiga por debajo de los 10 millones de barriles diarios en 2023, ya que lo que deje de importar la UE no podrá ser compensado por mayores compras desde China, India o Turquía.

Noticia relacionada: Citgo aumentó sus exportaciones 45% por expansión a Sudamérica, especialmente a Colombia

En conjunto, el informe de la AIE dibuja un panorama enrarecido por las consecuencias políticas de la invasión rusa de Ucrania, pero también por la ralentización de la economía mundial, aunque el recorte de producción por la OPEP y sus aliados (OPEP+) ha evitado una caída de precios.

El aumento de la demanda mundial de petróleo se frenará hasta 1,6 millones de barriles diarios en 2023, frente a los 2,1 millones de este año, debido a la ralentización económica global, el elevado precio de los derivados petroleros y la apreciación del dólar, señala el documento.

La producción mundial aumentará ligeramente en 740.000 barriles diarios el año próximo, hasta alcanzar un total de 100,7 millones.

La agencia coincide en la tendencia del mercado con la OPEP, que ayer anunció que prevé que la demanda mundial será de 101,82 millones de barriles diarios.

También señala que, según se acerca el invierno septentrional, los mercados están mostrando un equilibrio entre la ralentización económica y lo ajustado de la oferta, debido a la entrada en vigor de los recortes de producción de la OPEP y sus aliados (OPEP+).

En octubre, la producción aumentó ligeramente hasta 101,7 millones de barriles diarios, pero está previsto que baje en un millón de barriles durante el resto del año debido a estos recortes, detalla el documento.

El informe también apunta que las reservas de crudo y derivados de los países de la OCDE están «en sus menores niveles desde 2004».

Suministro de diésel

La AIE dedica un capítulo especial a los problemas por el suministro de diésel, sobre todo en Europa y Estados Unidos, debido a varios factores, como el descenso de las importaciones de Rusia o la huelga en varias refinerías francesas.

Como consecuencia, los precios del diésel «aumentaron hasta alcanzar niveles récord en octubre», y están siendo un factor en el incremento de la inflación, añade.

La AIE recuerda que los mercados internacionales de diésel ya tenían un déficit de producto antes de la invasión rusa de Ucrania, debido al cierre de capacidades de refinado durante la pandemia que no se han recuperado completamente.

Ese déficit se ha agravado con la reducción de importaciones desde Rusia, que serán mayores con el embargo europeo.

Sin embargo, la agencia anticipa que está prevista la entrada en servicio de nueva capacidad de destilado de diésel de un total de 2,7 millones de barriles diarios entre el cuarto trimestre de este año y el final de 2023, lo que «aliviará las tensiones».

Mientras tanto, prevé que habrá una «competencia feroz» por el diésel ruso, en la que los países de la Unión Europea tendrán que luchar por conseguir que Estados Unidos, India y los Estados del Golfo Pérsico les vendan el combustible en lugar de a otros clientes tradicionales.

Sin embargo, advierte de que, si los precios del diésel suben demasiado, habrá una inevitable reducción de la demanda y un reequilibrio del mercado-

Puede seguir leyendo temas sobre Energía 


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Comparte este artículo