Administración de tus finanzas en tiempos de crisis

// Raúl Gil Arias *


Las finanzas personales son la gestión financiera que requiere una persona o núcleo familiar para presupuestar, ahorrar y gastar sus recursos monetarios a través del tiempo, teniendo en cuenta los riesgos financieros y los acontecimientos futuros de su vida.

El componente clave de las finanzas personales es la planificación financiera, que es un proceso dinámico que requiere un seguimiento y una evaluación periódica. En general, se trata de cuatro pasos:

1. Evaluación: La situación financiera de una persona o núcleo familiar se evalúa mediante  un balance donde se muestran los valores de los bienes personales (por ejemplo, automóvil, casa, inversiones en acciones de  empresas y club, cuentas bancarias), junto con los pasivos personales (por ejemplo, la deuda de tarjetas de crédito, préstamos bancarios, hipotecas). En una declaración de renta personal se enumeran los ingresos y gastos personales.

2.Creación del plan: El plan financiero detalla cómo llevar a cabo  objetivos. Podría incluir, la reducción de gastos innecesarios y aumentando los rendimientos del trabajo de  manera independiente.

3. Ejecución: La ejecución de un plan financiero a menudo requiere disciplina y perseverancia. Muchas personas obtienen ayuda de profesionales como contadores, asesores financieros y abogados.

4. Control y la reevaluación: A medida que pasa el tiempo, el plan financiero es monitoreado por posibles ajustes, así como un previo plan de contingencias para casos especiales.

En tiempos  de  crisis  es  importante  aprender a manejar  tus  finanzas.

Una  vez  analizado  el  tema  de la  planificación financiera me  voy a permitir indicar puntos mediante los  cuales podrán  planear sus gastos, enfrentar los imprevistos que se le presenten, cumplir con sus objetivos financieros; de tal forma que puedas tener tranquilidad para ti y tu familia.

1)  Revisa su patrimonio: Reste a todas sus propiedades el total de lo que usted debe. Esta operación le dará como resultado una cantidad de dinero, la cual podría ser su balance familiar. Realice este ejercicio mensualmente para determinar si las acciones que está tomando, son las correctas para mejorar su economía personal y familiar.

2) Haz un presupuesto: Muchos  no tienen un presupuesto  para monitorear sus ingresos y gastos mensuales. Si realmente quieres arreglar tus finanzas, debes destinar tiempo para actualizar tu presupuesto cada semana. Esto te ayudará a asegurar que no gastas más de lo que ganas.

3) Automatiza tus finanzas: La tecnología facilita  la tarea de administrar las finanzas cada día. Busca que la mayor parte del proceso sea automático. Puedes usar trasferencias en línea automáticas o pagar tus cuentas por internet cada mes. Esto te ayudará a que no te estreses por pagar tus cuentas a tiempo y por generar cargos extra. Cuanto más puedas automatizar tus finanzas, menos preocupaciones tendrás.

4) Aprenda a organizarse: Lo principal es pagar sus deudas, teniendo presente que cuando se tiene alta inflación como es  el caso de nuestro país, es  rentable endeudarse, ya  que  la  tasa de interés mensual que  cobra el banco es de 2% aproximadamente mientras la inflación mensual según la Asamblea Nacional es de 24%. En fin es rentable endeudarse con el banco. Si en este momento tiene una deuda que le cobra un interés bajo, analice y si su plan financiero se lo permite, probablemente no sea necesario pagar la totalidad de ésta con el fin de no descapitalizarse y poder destinar ese dinero para invertirlo.

5) Ahorre e  invierta: Si le es posible, trate de no gastar el dinero que reciba de manera adicional, por ejemplo: le pagaron un bono por productividad, su reparto de utilidades, horas extras, gratificaciones, etc. Mejor ahórrelo e inviértalo de manera inmediata. A pesar del entorno hiperinflacionario que vive el país, se requiere una buena planificación y disciplina que le permita el objetivo de generar excedentes para la inversión.

6) Reserve una parte de su dinero para emergencias: Es muy importante tener disponible dinero para cubrir emergencias como la atención médica. Procure que este dinero esté invertido y que pueda disponer del dinero en un plazo, así generará intereses.

7) Considere el invertir su dinero en un seguro: Si usted destina de manera constante como parte de sus gastos cierta cantidad de dinero para mantener protegido su hogar, la salud de la familia, su auto; a la hora en que se presenten desafortunados sucesos y que ampara su seguro, no se verá en apuros económicos. Actualice sus pólizas en el momento necesario, considere que lo inevitable son de las pocas cosas que no se planean y pueden dañar su economía.

8) Use adecuadamente sus tarjetas de crédito: Trate de no usar mucho sus tarjetas de crédito, recuerde que son para los imprevistos o aprovechar alguna oportunidad que con ellas se ofrezca. Tenga sólo las necesarias y utilícelas con mesura.

9) Analice todas sus fuentes de ingresos: Busque nuevas fuentes de ingreso, como por ejemplo: emprender un nuevo negocio, vender lo que ya no utiliza e incluso calcular el monto de su pensión.

10) Planee y maneje las finanzas de la familia con su pareja: Al planificar sus finanzas ambos estarán enterados de los movimientos de su dinero y entre los dos pueden dar buenas y mejores ideas para su uso. Juntos revisen y controlen los estados de cuenta, los recibos, las fechas de vencimiento de las pólizas de seguros.

11) Redacte un testamento : Tal vez piense que es muy pronto, pero es importante tener su testamento, así podrá asegurarse en vida de que su patrimonio quede en buenas manos; además de que les evitará a sus seres queridos el que tengan que realizar largos y costosos trámites ante  el Seniat.

12) Custodia de  sus  documentos personales: Mantenga en un lugar seguro los documentos de importancia como sus estados de cuentas, contratos, pólizas de seguro y todo lo relacionado a sus finanzas y que tenga que ver con su familia. Es muy importante que su cónyuge este enterado de este lugar, para que pueda encontrarlos en un momento de emergencia. El lugar puede ser una caja de seguridad en el banco o en su hogar; además tenga a la mano una copia de ellos en otro lugar, ya que por si alguna razón los originales se destruyeran o perdieran, necesitará las copias para realizar los trámites y comprobar la autenticidad de éstos.

13) Debemos ser  precavidos: Siempre esté preparado para enfrentar cualquier situación; por supuesto que nadie quiere pasar por un divorcio o muerte de algún familiar; pero es mejor ser precavido.

En conclusión  si usted cree no poder cumplir con estos consejos para mejorar sus finanzas personales, acérquese a alguien de su confianza que  tenga conocimiento sobre el tema, como un asesor financiero, porque en tiempos de crisis tener unas finanzas personales sanas es lo más recomendable.

* Contador Público – Abogado Tributario

Te podría interesar también