Aarón Olmos: Economía 100% digital de Maduro no generará crecimiento ni revaluará al bolívar

// Por: Kevin Hernández

Aarón Olmos: Economía 100% digital de Maduro no generará crecimiento ni revaluará al bolívar



El presidente Nicolás Maduro, dijo durante un discurso, que su Gobierno plantea llevar a cabo un modelo económico combinado para Venezuela en el 2021. Esto quiere decir, amalgamar la dolarización con una nueva modalidad: La economía digital.

La afirmación, de que el sistema financiero venezolano se dirige hacia un entorno 100% digital, no convenció del todo al economista y consultor, Aarón Olmos, debido en parte a las constantes interrupciones que se registran en el servicio eléctrico y la conexión a Internet, que afectaron en más de 74% a los ciudadanos en las principales ciudades del país en 2020, según el Observatorio Venezolano de Servicios Públicos (OVSP).

Para Olmos, si no se cuenta con la infraestructura y con las herramientas necesarias, «es imposible» lograr ese objetivo de vibrar en una economía de plataformas digitales.

«No hay evidencia histórica que indique que una nación haya levantado su Producto Interior Bruto migrando a lo digital«, refirió el también profesor venezolano.

Asimismo, asume que la gran promesa de pasar a una economía 100% digital, «no va a corregir los problemas existentes en el país».

De acuerdo con el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad), al menos un 80% de los venezolanos aseguró haber experimentado dos o más apagones prolongados por más de 4 horas en el pasado mes de diciembre.

El expertó indicó en exclusiva a Banca y Negocios que «no existen garantías» para que el ciudadano de a pie manipule con facilidad aquellas plataformas digitales que irá promoviendo la administración de Maduro en 2021, en la misma medida en que se han presentado interferencias en el sector de las telecomunicaciones.

Según un estudio de Speedtest Global Index, un portal que mide la velocidad de Internet, la conexión de Venezuela apenas supera a 20 países que registran una conexión que se puede calificar como «lenta». El estudio cubre a 176 países y Venezuela se ubica en el puesto 157, con 11,87 Mbps. Chile ocupa el puesto 17 en el ranking con una velocidad de conexión de 162,38 Mbps.

Olmos destaca, por ejemplo, que frente a los problemas de conectividad y señal, los venezolanos se verían ante el reto de recargar constantemente sus teléfonos con datos móviles para operar con las plataformas digitales que pretende promover el Ejecutivo, con el propósito de prescindir de los escasos y devaluados billetes de bolívares que aún circulan en el país.

Y uno de esos escenarios que planea atacar la administración de Nicolás Maduro para lograr ese último objetivo, ha sido el pago del pasaje del transporte público a través de medios digitales, tal como lo mencionó la vicepresidenta Delcy Rodríguez, quien asomó dos nuevas plataformas como V-Ticket y V-POS, mecanismos que no necesitan de conexión a Internet.

En este sentido, se suma «otro obstáculo» que destaca Aarón Olmos: la inseguridad; un factor que en principio amenaza la confianza de usar los teléfonos inteligentes mientras se manipulan los sistemas digitales.

«Venezuela arrancó el 2021 con las peores condiciones y tal parece que no se está asomando algo distinto», manifestó a Banca y Negocios el CEO de Olmos Group Venezuela.

Además, Olmos ve probable que aumente la ciberdelincuencia luego de que se instaure un ambiente esencialmente tecnológico en el país.

«Siempre habrá, en un mundo digital, un grupo de personas que tratarán de sacarle provecho a los que menos saben y conocen del asunto», indicó, a la vez que insiste en que la verdadera vía para establecer un entorno digital, que no funcionó con la instauración de la moneda digital Petro en 2020, es la formación, que aún es notable su precariedad en la población venezolana.

A su entender, «para no caer en la trampa de los oportunistas» es importante conocer a cabalidad cada detalle de lo que se está manipulando tecnológicamente.

Por otro lado, el especialista consultado destacó que los que hacen vida en la economía informal «son los primeros en ponerse al día» con las tendencias tecnológicas ante la necesidad que aqueja la crisis venezolana, por lo que serán ellos los agentes que destacarán en el entorno digital.

En resumen, entre los desafíos para llevar a cabo una economía 100% digital en Venezuela, se encuentra la articulación tecnológica, la calidad de la infraestructura, la actualización y mantenimiento de equipos y una formación robusta, según el profesor invitado del IESA.

A su vez, esta gran promesa llega en un naciente año donde el sistema bancario está reducido a su mínima capacidad, asfixiado por una tasa de encaje legal que se ubica en 93% desde hace más de un año, impuesta por el Banco Central de Venezuela (BCV).

Sin embargo, se prevé que la banca también participe y use la Ley Antibloqueo como instrumento para establecer un nuevo esquema monetario y alcanzar el objetivo de la Economía Digital.

Vale recordar que la administración de Nicolás Maduro autorizó a la banca abrir cuentas en divisas con el fin de digitalizar y facilitar los sistemas de pago de bienes y servicios, en medio de la dolarización de facto del país y la progresiva relajación de los controles a la economía.

– «No hay evidencia» –

«No hay evidencia real de que una moneda se revalúe por el uso de herramientas digitales», así lo apuntó Olmos en entrevista concedida a Banca y Negocios.

Señaló que la única forma de lograr un proceso de recuperación de la moneda es con políticas económicas coordinadas donde se privilegia la actividad productiva. «Ningún país puede seguir con paquetes de estímulo lanzando más dinero inorgánico a la calle», precisó.

El economista aclara que en el mercado venezolano, no solo reina el dólar estadounidense, sino también participan otras divisas que permiten esa apertura económica que desplegó el gobierno de Maduro.

«Si no se cambia la orientación de la política económica, no va a cambiar nada», advirtió siguiendo la idea de que Venezuela seguirá mostrando indicadores negativos en 2021.

Olmos explicó que si se quiere reevaluar la moneda, tiene que haber un componente productivo que lo acompañe.

De la misma manera, no ve sentido alguno invertir y/o ahorrar en el sistema financiero venezolano, «mucho menos en el contexto actual».

Asimismo, puso en duda la propuesta del rescate económico que pretenden llevar a cabo las autoridades gubernamentales.

Para el especialista, el nivel de hiperinflación que alcanzó Venezuela al cierre del 2020 «fue representativo» porque muchos ciudadanos han debido dedicar más horas a sus labores para percibir ingresos, en su mayoría, en moneda extranjera.

En contexto, el gobierno de Nicolás Maduro volvió a reconocer que la dolarización «parcial» ha sido una «válvula de escape necesaria y benefactora», pero descartó nuevamente la dolarización total pues insistió en la recuperación del bolívar.

«Se ha hablado de dolarización. Y yo he dicho que las expresiones de dolarización del comercio han sido y son una válvula de escape necesaria y benefactora. Nosotros hemos favorecido la flexibilización de muchos de estos mecanismos que deben pasar a una nueva etapa», señaló Maduro en su memoria y cuenta.

En ese contexto, reiteró que aceptar el uso de divisas ha sido positiva, pero que por eso «es esencial el uso del bolívar».


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también