Zambrano sale de la cárcel clamando contra los radicalismos «in extremis»

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Zambrano sale de la cárcel clamando contra los radicalismos «in extremis»



El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, salió de la cárcel en la que se encontraba desde mayo haciendo un llamado contra los «radicalismos in extremis» de ambas partes, y a recuperar la política.

Señaló que el diálogo no debe ser atacado, y saludó que la fracción «del partido de gobierno» se incorpore el próximo martes al parlamento elegido en 2015. El parlamentario llamó a reconocerse mutuamente a los dos sectores políticos en pugna.

El parlamentario llamó a usar las experiencias históricas exitosas de diálogo en el mundo, para rescatar la democracia y la vigencia de los Derechos Humanos. «Las sociedad inteligentes consultan a sus ciudadanos, no hay otro mecanismo para resolver la crisis. hay que crear las condiciones de igual, el árbitro debe ser árbitro, no parte del proceso. Tenemos que darle vigor a la democracia».

El primer vicepresidente de la AN anunció que se reincorpora el martes a la AN e iniciará una gira de caminatas «de oración y fe», que comenzará este sábado en Barquisimeto. «Le doy gracias a Dios, porque logré salir de una situación de la que espero salgan todos los presos políticos civiles y militares».

Este miércoles, Zambrano se reincorpora a su partido y advirtió que habrá nuevas liberaciones. «En democracia, estas situaciones no deben existir. El pueblo paga las malas políticas. Tenemos que evaluar dónde hemos pasado, porque tenemos 20 años en esta situación, y el resultado no es el mejor para el país. Hemos perdido a muchos jóvenes que levantaron su voz por la democracia y mejores condiciones de vida. Estamos frente a un modelo político fracasado».

Zambrano clamó por el respeto a las mayorías, donde no se puede condenar a un militante político por llevar sus signos. Denunció el castigo que sufren los partidos políticos.

Sin embargo, insistió en que no se puede condenar a ningún sector. Rechazó los calificativos de «colaboracionistas» y «pro gobierno», para reivindicar la política. «Todas las iniciativas políticas que ayuden a resolver el ´nudo gordiano´ deben ser atendidas, no se pueden rechazar. La antipolítica le hizo mucho daño al país, y esa antipolítica mutó en radicalismos in extremis».

«Los esfuerzos de Juan (Guaidó), de Henry (Ramos Allup), de Claudio (Fermín), de Timoteo (Zambrano) son los esfuerzos de todo el país. Tenemos que reconquistar la unidad», indicó.

– Condiciones de reclusión –

«Estuvimos aislados cerca de 70 días. El día número 34 recibí la primera visita de unos parlamentarios, del grupo de Boston y mi esposa. El día 72 se presentaron mis abogados y el 74 tuve la entrevista con mi familia, porque nunca tuve visita. Se violaron las normas de tratamiento a los prisioneros políticos. Hay que evitar el abuso de poder, para que las instituciones no sigan secuestradas por quienes detentan el poder en Venezuela», señaló Zambrano.

«Empezamos a caminar luego de comenzar una huelga de hambre de 10 días, junto con el mayor general Miguel Rodríguez Torres. Nunca pudimos hablar directamente. Había comunicación de celda a celda con el general en jefe Raúl Baduel. Sobrevivimos al aislamiento. Estuvimos 60 días sin salir de la celda. Estuvimos en cautiverio como los animales, sin poder leer, sin nada que protegiera la dignidad de nuestros derechos humanos. Comenzamos a caminar el día 60. En términos generales, luego de finiquitada la huelga de hambre encontramos la manera de sobrellevar una situación en extremo inhumana y que tendrá en mi accionar político una serie de iniciativas dirigidas a liberar a los prisioneros políticos civiles y militares y hacer reformas para humanizar las cárceles venezolanas. La palabra es el único camino posible», contó Zambrano.

«»No sufro del síndrome de Estocolmo, no agradezco ni a mí secuestradores, ni a ninguna seudo oposición mi liberación, porque no he cometido delito alguno, fui secuestrado y casi aniquilado humanamente por este régimen por sólo pensar distinto. Agradezco a Dios la fortaleza que me dió, a Venezuela por su solidaridad y a mis compañeros de la AN por su apoyo humano y moral», concluyó.

En la cuenta de Twitter del Tribunal Supremo de Justicia se señala que las medidas cautelares son prohibición de salida del país y presentación al tribunal de la causa cada 30 días. El abogado Morris Sierralta dijo que han tenido muchas dificultades para tener comunicación directa y privada con su defendido.

Te podría interesar también