Wells Fargo ganó 16.676 millones de dólares entre enero y septiembre

// EFE

Wells Fargo ganó 16.676 millones de dólares entre enero y septiembre


Wells Fargo, la cuarta entidad bancaria de Estados Unidos, ganó en los nueve primeros meses del año 16.676 millones de dólares, un 2 % más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, según los resultados financieros que difundió el banco, aún inmerso en un proceso de reestructuración y que reportó un pésimo último trimestre.

La entidad financiera con sede en San Francisco obtuvo entre enero y septiembre pasados un beneficio neto por acción de 3,43 dólares, frente a los 3,07 dólares por título del mismo periodo de 2018, cuando las ganancias ascendieron a 16.329 millones de dólares.

Wells Fargo facturó en los nueve primeros meses de este año un total de 65.203 millones de dólares, lo que representa un descenso de cerca del 1 % respecto a los ingresos de 65.428 millones que registró en los mismos nueve meses del ejercicio anterior.

En cuanto a los resultados del tercer trimestre, a los que más atención prestaban hoy los analistas de Wall Street, el banco ganó 4.610 millones de dólares (0,92 dólares por acción), un 26 % menos que un año antes, cuando su beneficio fue de 6.007 millones (1,13 dólares).

Entre julio y septiembre pasados, Wells Fargo registró una facturación de 22.010 millones de dólares, un 2 % más respecto a los 21.941 millones de dólares que ingresó en mismo periodo del ejercicio anterior.

Las acciones de Wells Fargo bajaban un 0,12 % después de reportar ganancias del tercer trimestre por debajo de las expectativas de los analistas, en un momento en el que la segunda entidad bancaria de Estados Unidos continúa con su reestructuración.

El mes pasado, la junta directiva del banco nombró a Charles Scharf como consejero delegado y presidente de la entidad, por lo que finalmente asumirá el cargo de Tim Sloan en Wells Fargo el próximo lunes.

Wells Fargo se ha visto envuelto en una reestructuración y un escrutinio regulatorio desde 2016, desde que bajo la gestión de John Stumpf los empleados de la entidad crearon millones de cuentas bancarias falsas para cumplir con las cuotas de ventas.

Dañada la reputación del banco, Sloan había tomado las riendas de Stumpf, pero de forma inesperada renunció abruptamente en marzo de este año.

«Tenemos más trabajo por delante, pero estoy seguro de que nuestros esfuerzos y las fortalezas fundamentales de Wells Fargo continuarán permitiéndonos alcanzar el éxito», dijo en un comunicado este martes el CEO interino de Wells Fargo, Allen Parker.

En 2018, la Reserva Federal limitó el crecimiento de los activos de Wells Fargo, después de que el banco descubriera más problemas con la forma en que trataba a los clientes.

Te podría interesar también