Wells Fargo gana $19.549 millones en 2019

// EFE

Wells Fargo gana $19.549 millones en 2019



Wells Fargo ganó 19.549 millones de dólares en 2019, un 13% menos que el año anterior, según los resultados difundidos hoy por la entidad bancaria de EE.UU, lastrado sobre todo en el último trimestre, con una caída de las ganancias del 53%, por sus litigios vinculados a la apertura de cuentas falsas.

El grupo con sede en San Francisco (EE.UU.) obtuvo al cierre del año pasado un beneficio neto por acción de 4,05 dólares, rebajando la marca del ejercicio anterior que fue de 4,28 dólares, cuando las ganancias totales fueron de 22.390 millones de dólares.

Wells Fargo facturó en 2019 un total de 85.100 millones de dólares, un descenso del 2 % con respecto a los 86.400 millones que ingresó en todo 2018.

Por lo que respecta a los resultados del cuarto trimestre, a los que más prestaban atención hoy los analistas de Wall Street, el banco ganó en los últimos tres meses 2.870 millones de dólares (0,60 dólares por acción), frente a los 6.060 millones del mismo periodo de 2018 (1,21 dólares por valor), lo que representa una caída del 53 %.

En cuanto a los ingresos, en los tres últimos meses de su año fiscal Wells Fargo facturó 19.900 millones de dólares, casi lo mismo que el último trimestre de 2018, cuando ingresó 22.000 millones.

El nuevo consejero delegado y presidente de Wells Fargo, Charlie Scharf, admitió en una nota que su entidad «ha cometido algunos errores graves», si bien él se propone realizar ahora «los cambios fundamentales necesarios para recuperar la plena confianza y respeto de todos los interesados».

«Durante mis primeros tres meses en Wells Fargo, mi enfoque principal ha sido avanzar en nuestro trabajo regulatorio requerido con un sentido diferente de urgencia y resolución, mientras comencé a desarrollar un camino para mejorar nuestros resultados financieros. Este trabajo es necesario para construir las bases apropiadas para que podamos avanzar», comentó Scharf en un mensaje de ánimo.

El CEO también asumió que la «estructura de costos es demasiado alta, y creo -añadió- que hay muchas áreas donde podremos aumentar nuestra tasa de crecimiento. Si bien es demasiado pronto para establecer plazos en torno a estos objetivos, seremos diligentes en su consecución y estoy seguro de que las oportunidades son significativas».

Por su parte, el director financiero de la entidad, John Shrewsberry, agregó que las menores ganancias en el último trimestre incluyeron el «impacto» de 1.500 millones de dólares o 0,33 dólares por acción por la «acumulación de litigios de una variedad de asuntos», lo que incluye aspectos relacionados con prácticas de ventas minoristas.

Wells Fargo se vio inmerso en escándalos como la apertura de millones de cuentas falsas, hace tres años, que llevó a dimitir a su entonces consejero delegado, John Stumpf, y más recientemente por supuestamente tergiversar la calidad de préstamos utilizados en valores respaldados por hipotecas residenciales.

«Nuestros ingresos por intereses netos disminuyeron en el cuarto trimestre debido principalmente al impacto del entorno de tipos de interés más bajos», agregó Shrewsberry, quien también argumentó que «si bien estamos gastando lo necesario para mejorar la gestión de riesgos, nuestros otros gastos fueron demasiado altos y ser más eficientes sigue siendo una prioridad».

En el último año, Wells Fargo mejoró en bolsa más de un 9 %, si bien hoy en las operaciones electrónicas previas a la apertura de Wall Street descendía casi un 1 % .

Te podría interesar también