Venezuela es último en ranking mundial de competitividad digital por tercer año seguido

// Banca y Negocios / EFE

Venezuela es último en ranking mundial de competitividad digital por tercer año seguido



Venezuela quedó en el último puesto entre los 63 países que componen el Índice de Competitividad Digital (IMD) por tercer año consecutivo, al evidenciar severos retrasos en materia de conectividad y acceso a la tecnología, mientras que, en el resto de América Latina, el Centro de Competitividad Mundial apreció importantes mejoras en aspectos claves del desarrollo digital.

Sin sorpresa, el rezago de Venezuela en comparación con el resto de la región aumenta en todos los sub índices que mide el ranking, básicamente porque el resto de los países de la región avanza sostenidamente en conocimientos, concentración de científicos, integración de tecnologías de la información y agilidad en los negocios y preparación para el futuro.

México fue uno de los casos de mayor avance, con una recuperación de dos lugares en el índice, para ubicarse en el puesto 49, en un contexto donde, con debilidades, la región obtuvo buenos resultados en comparación con el Índice de 2018.

Estados Unidos, Singapur, Suecia, Dinamarca y Suiza ocuparon los primeros lugares del índice, al tiempo que Holanda, Hong Kong y Corea del Sur escalaron posiciones entre los primeros 10 del ranking de competitividad digital.

El IMD es un centro de investigación ubicado en Suiza, que cuenta con 30 años de experiencia en investigación en competitividad de países. Su reciente informe sobre Competitividad Digital, reafirma que la tecnología no solo afecta el desempeño de las empresas, sino también la forma en que los países funcionan y se preparan para el futuro. Los gobiernos nacionales de todo el mundo están invirtiendo fuertemente en su economía digital para mejorar la creación de valor y la prosperidad. Venezuela es una de las más notables excepciones.

Colombia también registró importantes avances en acceso a tecnologías y adopción de modelos de transformación digital, como el otro caso destacable de América Latina, junto con México.

En general, la región mostró retrocesos en temas como calidad del talento, educación y aprendizaje, capital, marco regulatorio o capacidades de adaptación y tecnologías.

«La falta de recursos para apoyar el talento y el desarrollo tecnológico impide a la mayoría de las economías de la región mejorar la generación de conocimiento y aprovechar al máximo la transformación digital», destacó en un comunicado el Centro de Competitividad Mundial, con sede en Suiza y autor del IMD.

Te podría interesar también