Un brexit sin acuerdo costaría 9,3% a la economía británica

// Texto: EFE / Foto: Pixabay

Un brexit sin acuerdo costaría 9,3% a la economía británica



Un «brexit» sin acuerdo reduciría el producto interno bruto (PIB) del Reino Unido un 9,3% en 15 años, mientras que un pacto similar al propuesto por la primera ministra, Theresa May, limitaría el impacto a 3,9%, asegura un informe gubernamental publicado este miércoles.

El estudio, elaborado por los ministerios del Tesoro, Empresa y para la salida de la Unión Europea (UE), entre otros, afirma que la economía se resentirá en todos los escenarios posibles del «brexit», previsto para el próximo 29 de marzo, si bien mantendrá el crecimiento.

El Gobierno publica este análisis cuando trata de convencer al Parlamento y a la opinión pública sobre el pacto que ha negociado con Bruselas, que será sometido a votación en la Cámara de los Comunes el próximo 11 de diciembre.

En su comparecencia semanal ante los diputados, May sostuvo hoy que el análisis confirma que el acuerdo aprobado el pasado domingo por los Veintisiete «es el que mejor protegerá el empleo y la economía» de este país.

El líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, apuntó que el propio Ejecutivo «reconoce» que el pacto propuesto supondrá una pérdida económica.

Los ministerios analizaron el impacto del «brexit», comparado con la pertenencia a la UE, en los escenarios hipotéticos de no acuerdo, una pertenencia al Espacio Económico Europeo (EEE) como Noruega, un pacto de libre comercio al estilo de Canadá y un acuerdo similar al conseguido por el Gobierno (en base a las propuestas hechas por Londres desde el pasado julio).

El llamado Análisis económico a largo plazo señala que, en el mejor de los casos -si el acuerdo pactado por el Ejecutivo asegurara un comercio sin fricciones y los niveles actuales de inmigración- la pérdida económica sería de un 0,6%.

Con un «brexit» sin acuerdo y sin inmigración neta comunitaria, el impacto sería de ese 9,3% en 15 años, mientras que con un pacto parecido al de May sería de 3,9% o de solo un 2,5% si se lograra un comercio sin barreras.

Con una pertenencia al EEE, la reducción agregada del PIB sería del 1,4%, y de 4,9% con un acuerdo de libre comercio tipo Canadá, siempre que los niveles de inmigración se mantuvieran estables, o de un 6,7% si la inmigración neta fuera «cero».

En caso de no acuerdo, las regiones británicas más perjudicadas serían el noreste y el noroeste ingleses, el condado central de West Midlands e Irlanda del Norte, mientras que el pacto propuesto por el Gobierno repartiría más el impacto con un mayor efecto en Londres.

El informe dice que, sin acuerdo bilateral, el Gobierno podría verse forzado a pedir prestados 119.000 millones de libras (unos 134.900 millones de euros) adicionales de aquí a 2035.

Esa cantidad se reduciría a 26.600 millones (o 30.160 millones de euros) en caso de salir de la UE con un acuerdo similar al negociado por May, que contempla la eventual firma de un pacto de libre comercio británico-comunitario.

El ministro de Economía, Philip Hammond, dijo antes de la publicación del documento que, aunque en todos los casos el país será «económicamente más pobre», el plan del Gobierno «minimizará» el daño.

Por parte de los empresarios, la economista de la patronal CBI, Rain Newton-Smith, destacó que el informe «pinta el panorama lúgubre a largo plazo de un ‘brexit’ sin acuerdo o con un pacto al estilo de Canadá», y advirtió de que, cuanto más se mantenga la amenaza del no acuerdo, «más corrosivo será el impacto en el empleo y la inversión».

En paralelo a este informe, el Banco de Inglaterra publica esta tarde su propio análisis sobre el impacto del «brexit», por encargo de la comisión del Tesoro del Parlamento.

Te podría interesar también