UE rebaja su ambición sobre el impuesto a los gigantes de internet

// AFP

UE rebaja su ambición sobre el impuesto a los gigantes de internet



Los países de la Unión Europea (UE) rebajaron este martes el alcance del impuesto a los gigantes del sector digital, actualmente en estudio, de cara a lograr su aprobación y ante temores de eventuales represalias del presidente estadounidense Donald Trump.

Tras un acuerdo, la víspera, los ministros de Finanzas de Francia y Alemania, las dos principales economías del bloque, presentaron este martes a sus pares una propuesta menos ambiciosa para intentar convencer a los países reticentes, como Irlanda, Suecia o Dinamarca.

Su propuesta plantea así un impuesto sobre el volumen de negocios del 3%, como propuso la Comisión Europea en marzo de 2018, pero limita su aplicación a la venta de publicidad en línea, por lo tanto esencialmente aplicable a Google y Facebook.

El ministro de Economía francés, Bruno Le Maire, defendió la revisión a la baja de las ambiciones de la propuesta como un paso adelante de cara a un acuerdo. «Esta vez podemos tener un resultado, porque hemos adoptado una actitud más conciliadora», aseguró.

París y Berlín intentan salvar su propuesta con nuevas concesiones, después de haber aceptado posponer la entrada en vigor del impuesto para el año 2021, por lo que llaman a sus socios de la UE a adoptar el proyecto de directiva a más tardar en marzo de 2019.

A la espera de un acuerdo a nivel europeo o internacional en el marco de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), España ya presentó por su parte un proyecto de ley nacional en el marco de sus presupuestos para 2019, que todavía debe aprobar, y cuyo alcance es más ambicioso.

La ministra de Economía española, Nadia Calviño, indicó a la prensa al término de la reunión con sus pares en Bruselas, que España «tiene la intención de seguir adelante» con su propuesta nacional y lamentó la reducción del ámbito de aplicación a nivel europeo.

«La propuesta franco-alemana claramente se orienta a una armonización de mínimos y, por tanto, deja abierta la puerta» a que cada país pueda «ser más ambicioso en cuanto al ámbito de aplicación», agregó.

Además de la publicidad en línea, Madrid prevé gravar con un 3% las plataformas que hacen de intermediarias entre usuarios y vendedores de bienes y servicios en internet, y la venta de datos recolectados a partir de las informaciones ofrecidas por los internautas.

El comisario europeo para Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, se felicitó del acuerdo entre Francia y Alemania, aunque alertó de la presencia de un «elefante en la habitación», en una referencia velada al presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Berlín frenaba hasta el momento la instauración de un tasa a la economía digital «por temor a represalias comerciales de la administración Trump», que podría considerarla como una medida proteccionista de la UE contra los gigantes de internet, en su mayoría originarios de su país, explicó.© Agence France-Presse

Te podría interesar también