Uber insiste en su legalidad y pide regular movilidad colaborativa en Colombia

// EFE

Uber insiste en su legalidad y pide regular movilidad colaborativa en Colombia



Uber pidió a las autoridades colombianas crear una regulación que «desarrolle y fomente» el uso de servicios como el que presta luego de que la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) ordenara el viernes a la compañía estadounidense suspender su servicio en el país.

«Los tiempos cambian y es fundamental que las normas de cualquier país en el mundo logren adaptarse a la forma en la que evolucionan las sociedades», detalló la compañía en una carta abierta.

La decisión de ordenar la suspensión del servicio de Uber en Colombia, al considerar que la plataforma incurrió en competencia desleal, fue tomada en una audiencia para resolver la demanda que interpuso la compañía Cotech S.A, que presta servicios de telecomunicaciones a una empresa de taxis, en contra de esa empresa.

En ese sentido, Uber insistió en que se debe «crear una regulación específica que desarrolle y fomente el uso de alternativas de movilidad intermediadas por la tecnología y que, sobre todo, tenga como principio fundamental privilegiar el bien común de los ciudadanos».

«Desde hace 6 años Uber ha sido parte del desarrollo del país y ha mejorado las opciones de movilidad de millones de personas. Hoy es una opción tecnológica para más de dos millones de ciudadanos en Colombia y contribuye en la generación de oportunidades para más de 88.000 socios conductores», manifestó.

La compañía también tachó el fallo de la SIC de «contrario a las pruebas, ley, jurisprudencia y conceptos de esa entidad», así como que «violó el debido proceso y los derechos constitucionales».

«Es un fallo que afecta principalmente a usuarios y socios conductores, reniega de la tecnología como elemento vital para la movilidad de las personas, y que tiene la potencialidad de perjudicar todo el ecosistema digital en el país», resaltó la compañía.

Uber también señaló que la decisión es «contradictoria con las banderas de innovación, emprendimiento y economía naranja que el Gobierno nacional defiende y promueve».

«Nuestra prioridad es proteger los derechos de la comunidad que utiliza la aplicación», apostilló la plataforma, que dijo que ha aportado «70.000 millones de pesos (unos 21 millones de dólares) en IVA por prestar servicios de tecnología desde el exterior».

Finalmente pidió la creación de espacios de diálogo con el Gobierno, el Congreso y los taxistas para «generar una hoja de ruta que avance en ese propósito, en un marco de respeto y convivencia».

«La viabilidad de todo un ecosistema de movilidad, no solo de Uber, está en riesgo si no se asume esta postura», concluyó la compañía.

Uber llegó a Colombia en 2013 y está presente en al menos 12 ciudades bajo las modalidades de «Uber X», Uber van» y «Uber».

Te podría interesar también