Toro Hardy: refinerías de Amuay I y Cardón están paradas por falta de mantenimiento

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Toro Hardy: refinerías de Amuay I y Cardón están paradas por falta de mantenimiento


Lo información más reciente sobre Petróleos de Venezuela (Pdvsa), la empresa estatal más importante para el país, es que detuvo las operaciones de las refinerias Amuay I y Cardón, del Complejo Refinador Paraguaná (CRP), por falta de mantenimiento, después de que venían funcionando a menos del 10% de capacidad instalada para atender, parcialmente, la demanda de gasolina en Venezuela.

Se desconoce cuándo se puedan habilitar nuevamente las destiladoras.

Así lo informó José Toro Hardy, economista y ex-miembro del Directorio de Petróleos de Venezuela Pdvsa,  quien detalló a Banca y Negocios que, en el caso de Cardón, con el potencial de procesar 310.000 barriles de petróleo diarios, detuvo su único destilador operativo en los últimos días.

Amuay I, con capacidad instalada para 645.000 barriles por día, también amaneció paralizada este lunes 27 de enero. Toro Hardy aclara que se habla de capacidad potencial, porque que estas plantas destiladoras, en sus condiciones actuales, no podrían responder en esa capacidad estimada.

Según el experto, la refinería de Amuay nunca recuperó su pleno funcionamiento luego de la explosión ocurrida en 2012, la cual causó media centena de muertos y más de 150 heridos, pues no se ejecutó el mantenimiento a gran escala que se requería, visto el daño estructural ocasionado por el siniestro.

Amay y Cardón se ubican en el Complejo de Refinación Paraguaná (CRP), calificado como la segunda planta petrolera con mayor capacidad técnica del mundo, solo superada por la refinería Jamnagar, en la India, propiedad de los los nuevos aliados de capital privado de Pdvsa: Reliance Induestries.

Mientras tanto, Venezuela se mantiene importando crudo liviano y combustibles para atender la demanda interna, pero no ha tenido la capacidad de aliviar las enormes colas a nivel nacional. Según la agencia especializada Argusmedia, el país ya dependía al 100% de 150.000 b/d de combustibles importados mensualmente que se distribuyen entre Cuba (entre 50 y 60.000 b/d), 30.000 b/d se van por contrabando y quedan, solamente, unos 60.000 b/d disponibles para satisfacer a los 24 estados del país, a pesar de que la demanda interna se estimó en  140.000 b/d al mes.

Según datos publicados por Reuters, la deuda total de Pdvsa asciende a 34.5 mil millones de dólares, y viene escalando por el incumplimiento del pago de pasivos en bonos, los cuales acumulan $ 25,2 mil millones. Además, quedan pendientes pagos estimados en $2,65 mil millones a Chevron Corp y China National Petroleum Corp.

No obstante, según reporta Reuters, Pdvsa no ha publicado informes anuales de gestión desde 2017, por lo que no se conocen los saldos de las deudas con proveedores.

De acuerdo con el más reciente reporte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Venezuela produjo 714.000 barriles de petróleos diarios en diciembre de 2019,  una disminución de 3.000 b/d en comparación con el mes precedente.

En resumen, 2019 fue un año para el olvido en materia petrolera, con la menor producción en 90 años y exportaciones limitadas del crudo con menor valor de la cesta OPEP, al cual hubo que recurrir por las condiciones precarias de la infraestructura, la casi paralización del bombeo de crudos livianos y para satisfacer la demanda de los únicos clientes posibles, India y China -esta última con reservas-, debido al peso que significan las sanciones del gobierno de Estados Unidos contra la industria petrolera nacional.

Te podría interesar también