Tipos de cambio desfavorables e incremento de costos afectan ganancias de Toyota

// Banca y Negocios @bancaynegocios


El fabricante nipón de vehículos Toyota Motor logró entre abril y junio un beneficio neto de 552.465 millones de yenes (4.882 millones de euros), un 14,5 % interanual menos, debido a los tipos de cambio desfavorables y al incremento de costos.

El fabricante con sede en Aichi (centro de Japón) logró un beneficio operativo en este primer trimestre del año fiscal nipón de 642.230 millones de yenes (5.676 millones de euros), un 15 % interanual menos.

Su facturación retrocedió un 5,7 % hasta 6,58 billones de yenes (58.148 millones de euros).

Esta evolución negativa de sus resultados se produce a pesar de que las ventas de vehículos de Toyota crecieron un 2,8 % interanual hasta los 2,17 millones de unidades, explicó la empresa en un comunicado.

Las ventas trimestrales del gigante nipón retrocedieron en Norteamérica, su principal mercado, mientras que aumentaron en Japón, en el resto de Asia y en Europa.

Según los datos acumulados en los seis primeros meses del año natural, Toyota Motor ha sido superada por el grupo alemán Volkswagen como líder mundial de ventas.

Toyota comercializó 4,99 millones de automóviles entre enero y julio, lo que supone un 0,6 % interanual menos, mientras que Volkswagen vendió 5,12 millones de vehículos en el mismo período, lo que supone un 1,5 % más.

El factor que más perjudicó a Toyota en sus resultados fue la apreciación de la divisa nipona, que tuvo un impacto de 235.000 millones de yenes (2.077 millones de euros), así como el incremento de los gastos de la compañía, por valor de 30.000 millones de yenes (265 millones de euros).

La tendencia alcista del yen también ha obligado al fabricante nipón a revisar a la baja su previsión de resultados para el ejercicio en curso.

La empresa estima que se embolsará un beneficio neto 1,45 billones de yenes (12.818 millones de euros), lo que supone un 3,3 % menos que su cálculo publicado en mayo y un retroceso interanual del 37,3 %.

Su beneficio operativo sería de 1,6 billones de yenes (14.142 millones de euros), un 5,8 % menos que su estimación anterior y un descenso interanual del 40,3 %.

Asimismo, sus ingresos por ventas retrocederían un 8,5 % interanual hasta los 26 billones de yenes (229.822 millones de euros), lo que también supone una rebaja del 1,92 % respecto a su anterior previsión.

Te podría interesar también