Telefónica gana un 9,6 % más hasta septiembre pese al impacto de «roaming»

// EFE


Telefónica ganó 2.439 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 9,6 % más que entre enero y septiembre de 2016, pese al impacto negativo en las cuentas del tercer trimestre del fin de los cargos por itinerancia («roaming») en Europa.

La operadora, presente en varios países de Europa y Latinoamérica, tuvo entre enero y septiembre unos ingresos de 38.846 millones, un 1,4 % más que en los primeros nueve meses de 2016, y un resultado bruto de explotación (oibda) de 12.274 millones, un 2,9 % más.

Por mercados, hasta septiembre crecieron los ingresos sólo en Brasil (un 13,6 % hasta 9.128 millones) e Hispanoamérica (un 2,8 % hasta los 9.400 millones) y cayeron en el resto, un 1,7 % en España hasta los 9.410 millones; un 3,1 % en Alemania hasta los 5.392 millones y un 6,4 % en el Reino Unido hasta los 4.810 millones.

En España, que volvió a ser en el tercer trimestre el principal mercado de la compañía, volvieron a crecer, sin embargo, los ingresos por servicio interanualmente.

La multinacional ha calculado que el fin del «roaming» ha reducido en aproximadamente 70 millones de euros el resultado bruto de explotación (oibda) del grupo en el tercer trimestre, debido al impacto negativo que ha tenido en el Reino Unido y Alemania y que, por el contrario, ha sido «marginalmente positivo» en España.

El consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilà, ha reconocido que la desaparición de estos cargos, que entró en vigor el 15 de junio pasado, ha tenido «un impacto significativo» en los ingresos y el oibda del grupo en el tercer trimestre, en plena temporada vacacional, y que seguirá impactando, aunque menos, en el cuarto.

«El impacto, tanto negativo en Alemania y el Reino Unido como positivo en España, debería ser menor en el cuarto trimestre comparado con el tercero», ha añadido, en la conferencia con analistas tras la presentación de los resultados.

Entre julio y septiembre, la cifra de negocio se redujo un 2,5 % interanual, pero excluyendo el impacto negativo de la regulación, principalmente el fin del «roaming», habrían crecido un 5,3 % interanual, ha precisado la compañía en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Otro factor que impacta en las cuentas es el gasto por impuesto del tercer trimestre, que asciende a 347 millones frente a los 193 millones en el mismo periodo de 2016, que incluía factores extraordinarios.

La evolución de los tipos de cambio en el tercer trimestre tiene un impacto negativo en las principales métricas financieras principalmente por la fuerte devaluación del bolívar venezolano y por la depreciación frente al euro del peso argentino, el real brasileño y la libra esterlina.

La compañía ha reiterado sus objetivos y el dividendo anunciado para 2017, consistentes en elevar sus ingresos por encima del 1,5 % y repartir una retribución al accionistas de 0,40 euros por acción.

La deuda neta de la multinacional se situó en 47.222 millones a septiembre y se redujo en 1.265 millones en el tercer trimestre fundamentalmente por la generación de caja libre.

La compañía ha explicado que el cierre de la operación de venta del 40 % de Telxius permitirá en el cuarto trimestre acelerar la reducción de deuda en 1.275 millones adicionales.

Entre enero y septiembre de 2017, el flujo de caja libre ascendió a 3.226 millones y aumentó un 39,2 % interanual.

Las inversiones en los nueve primeros meses se situaron en 5.962 millones, un 0,9 % menos, y continuaron enfocadas en la expansión de redes y en la simplificación y digitalización de procesos y sistemas, e incluyeron 502 millones de espectro y licencias.

Al cierre del periodo, la compañía contaba con 42,8 millones de unidades inmobiliarias pasadas con fibra y una cobertura LTE del 69 % y gestionaba 344 millones de líneas, un 1,4 % menos que hace un año, pese al incremento del 20,8 % en accesos de fibra.

Las acciones de la compañía caían un 0,64 % pasadas las 15.20 horas hasta los 8,7810 euros.

Te podría interesar también