Surcoreana «Parásitos» pasa a la historia como la primera Mejor Película no hablada en inglés

// Por: Armando J. Pernía / Foto: AFP

Surcoreana «Parásitos» pasa a la historia como la primera Mejor Película no hablada en inglés



La película surcoreana «Parásitos» de Bong Joon-ho pasó a la historia del cine estadounidense al ser la primera producción que logra ganar el premio Oscar a la Mejor Película Internacional -antes en habla no inglesa- y el de Mejor Película, junto con el de mejor director y guión original, en lo que fue una noche redonda para una sorprendente comedia negra que ya había conseguido los máximos honores en Cannes.

Y la verdad es que la producción surcoreana ganadora de la entrega número 92 del Oscar tiene mucho mérito, porque compitió con una de las mejores cosechas de películas en Hollywood en por lo menos 10 años, ya que 2019 fue un período extraordinario en cuanto a diversidad y calidad de las propuestas.

Al final la propuesta de Bong Joon-ho sobre una familia pobre e inmoral que, a punta de engaños, se mete en la vida de otra familia rica para medrar y aprovecharse con consecuencias rocambolescas se impuso a «1917», el drama bélico de una sola toma de Sam Mendes, todo un prodigio técnico de dirección, fotografía y sonido.

Además, batió a «El Irlandés» del maestro Martin Scorsese, quien como muchas veces antes se fue con las manos vacías, pero con el reconocimiento emocionado de Bong Joon-ho, quien pidió a la Academia permiso para cortar su Oscar a la dirección en cinco pedazos y compartirlo con sus co-nominados.

«Parásitos» se llevó cuatro Oscars estelares: Mejor Película, Mejor Película Internacional, Mejor Director y Mejor Guión Original. Su aparentemente gran rival, el drama bélico «1917» obtuvo tres estatuillas, entre las que destaca la del maestro Roger Denkins, a la Mejor Fotografía.

«The Joker» (El Guasón) se une al grupo de películas con más de 10 nominaciones que pierde la inmensa mayoría, pues solo alcanzó dos: Mejor Banda Sonora para la cellista islandesa Hildur Guðnadóttir y el muy cantado Oscar a Mejor Actor para Joaquin Phoenix.

– Actuación sin sorpresas –

Los premios a la interpretación se cumplieron sin sorpresas. Phoenix logra que el Guasón se convierta en el segundo personaje en la historia del Oscar que sirve para premiar a dos actores distintos. El primero fue Vito Corleone, por el cual ganaron Marlon Brando en la entrega correspondiente a 1972 por «El Padrino» y Robert De Niro en la de 1974 por «El Padrino II». Hedge Ledger obtuvo el galardón de manera póstuma en 2008 por su Joker en «El Caballero de la Noche» de Christopher Nolan.

Renee Zelweger, una actriz desaparecida por años, consiguió su segundo Oscar, esta vez como Mejor Actriz, por una biografía crespuscular de Judy Garland, «Judy» que no recibió más nominaciones. La legendaria protagonista de «El Mago de Oz» (1939) nunca recibió un premio de la Academia y esa circunstancia fue recordada por la ganadora de este año en su discurso.

Hija de actores, Laura Dern ganó el premio a la Mejor Actriz de Reparto por «Historia de un Matrimonio», donde interpretó a una despiadada abogada de divorcios. La actriz extendió el reconocimiento a su padre, Bruce Dern, nominado pero nunca ganador y que aún sigue activo, después de haber sido uno de los rostros definitorios del cine de hippies en los años ´60 del siglo pasado y un legendario intérprete de personajes disociados.

Brad Pitt, quien había ganado el premio como productor por «12 Años de Esclavitud» en 2013, se llevó una muy aplaudida estatuilla como Actor de Reparto, un reconocimiento merecido por el contrapunto que hizo con Leonardo DiCarpio en «Érase una vez en Hollywood», de Quentin Tarantino, que se llevó también el reconocimiento al diseño de producción, y hasta ahí.

Las ausencias de Robert De Niro por «El Irlandés», Adam Sandler por «Uncut Gems» y Eddie Murphy por «Dolemite is my name» fueron cuestionadas en los días previos, pero la verdad es que la competencia era muy reñida, aunque con un clarísimo favorito para Mejor Actor. Incluso, las nominaciones de Antonio Banderas por «Dolar y Gloria» de Pedro Almodóvar y Jonathan Pryce por su sentido Papa Francisco en «Los dos Papas» fueron muy bien recibidas.

De las categorías de actuación la más reñida parecía de la Actriz Principal, porque se pensaba que la doble nominada Scarlett Johansson podía dar la sorpresa por su memorable trabajo en «Historia de un Matrimonio», pero el mito encarnado por Zelweger pudo más.

oscar 2020

premios Oscar 2019

– Los directores –

Solo una vez Martin Scorsese levantó un Oscar y lo hizo con una de sus películas menos valoradas, «El Infiltrado», de 2006 -que también ganó como Mejor Película- y ahora se volvió a ir con las manos vacías por una producción de Netflix que ha sido considerada épica por los críticos, «El Irlandés».

Se pensaba que sería batido por Sam Mendes por su prodigio «1917», el cual filmó en un plano secuencia continuo; pero no ocurrió así. Mendes, muy joven, obtuvo el Oscar a la Mejor Dirección por «Belleza Americana» en 1999.

El ganador Bong Joon-ho no es un desconocido para el cine internacional, pues tiene varios éxitos de crítica y taquilla previos a «Parásitos». Este realizador de 50 años, fue conocido por su «Memories of Murder», una cinta de 2003 que trata de asesinatos en serie de la vida real que sacudieron al país en la década de 1980.

Luego vino el rotundo éxito de taquilla de 2006, «The Host», en el que retrata a un gobierno incompetente que se ve indefenso tras un desastre. En 2014, se trazaron paralelismos entre este filme y el hundimiento del ferry de Seúl en el que murieron 300 personas, en su mayoría escolares.

Su película «Snowpiercer» (2013) describió un futuro distópico en el que los últimos humanos en la Tierra, que sobrevivieron a un intento fallido de detener el calentamiento global, viajan sin parar en un tren separado según la clase, y las revueltas que estallan en los vagones de la clase baja.

Tilda Swinton, que actuó en «Snowpiercer», también protagonizó su aventura de ciencia ficción «Okja» (2017), producida por Netflix, sobre una chica de campo que intenta salvar a una bestia genéticamente modificada de una codiciosa empresa multinacional.

La cinta no pudo aspirar a un premio de Cannes, pero suscitó importantes debates sobre la cría industrial y la explotación animal. Bong ha sido un director asentado durante casi 20 años y ha hecho películas excepcionales.

Todd Phillips, el director de «The Joker» fue el nominado sin esperanzas, a pesar de su propuesta radical e intensa, pero su película fue percibida como un vehículo que dependía de la calidad interpretativa de Joaquín Phoenix.

Otro hecho a destacar es que el legendario Elton John ganó el Oscar por «(I’m Gonna) Love Me Again», la canción original que compuso para su propia biografía cinematográfica, «The Rocketman» y la cual cantó en la ceremonia.

10 películas no habladas en inglés habían competido antes por el Oscar a la Mejor Película. La primera fue la extraordinaria «La Gran Ilusión» de Jean Renoir de 1937 y la más reciente había sido «Roma», del mexicano Alfonso Cuarón, en 2018.

Esta es la primera vez cuando los estadounidenses tendrán que ver a la gran ganadora del Oscar con subtítulos, y es posible que esto siga ocurriendo si la industria estadounidense entiende que su estructural crisis creativa podría resolverse haciéndose más global.

Te podría interesar también