Sony y Microsoft, dos titanes aliados frente a Google

AFP

Sony y Microsoft, dos titanes aliados frente a Google

Rivales desde hace años en el campo de los juegos en línea, Sony y Microsoft decidieron hacer causa común para afrontar a los nuevos pretendientes como Google en el terreno del juego en «streaming».

La firma japonesa de la electrónica y el gigante de los programas estadounidense, que se disputan los jugadores del mundo entero con sus consolas PlayStation (Sony) y XBox (Microsoft), firmaron una carta de intenciones en la que expresan la voluntad de «estudiar desarrollos conjuntos para acompañar sus servicios de juego y contenidos en streaming», basándose en la plataforma Azure de Microsoft.

«Un anuncio de esta naturaleza va más allá de las expectativas de los actores del mercado» que desde hace tiempo esperan «un giro mayor», dijo entusiasmado Ryosuke Katsura, analista de SMBC Nikko.

La idea del juego en «streaming», que el sector califica de «revolucionario», forma parte de la ola de «todo, en este momento, sin moverse, gracias a Internet».

– Antes rival, ahora «socio clave» –

La idea de los videojuegos en streaming, que se apoya en una poderosa infraestructura de miles de servidores informáticos (la «nube»), es permitir jugar en cualquier momento, desde cualquier lugar, a cualquier juego, sin tener que comprarlo físicamente ni descargarlo. En teoría, basta con estar conectado con un aparato compatible, pero con la condición de tener un gran ancho de banda.

Es el equivalente de Netflix para el cine o de Spotify para la música.

Sin embargo, desde el punto de vista de los creadores de juegos, el hecho ya no depende tanto del rendimiento de un dispositivo individual (una consola), sino de ofrecer al mismo tiempo juegos adaptados a todo tipo de dispositivos a través de una plataforma central.

Y cuando avanzan juntos dos titanes que compiten por dominar el sector de los videojuegos, con funciones en línea pero no en streaming, es que hay urgencia.

«Aunque seamos competencia en ciertas áreas, Microsoft ya es desde hace varios años un socio clave de Sony», justificó el jefe del grupo japonés, Kenichiro Yoshida, citado en un comunicado.

Los analistas consideran que esta postura ostentosa de los aliados es necesaria para asestar un golpe al nuevo aspirante que entra lleno de ambiciones como Google.

«La alianza Sony-Microsoft atenúa el pesimismo» que sobrevuela sobre el futuro del entretenimiento de Sony desde que Google lanzó la ofensiva, escribió Kota Ezawa de Citi.

De hecho, el gigante de Internet prometió recientemente alterar el mundo del entretenimiento en línea al eliminar la necesidad de una consola y propone servirse en una poderosa infraestructura de miles de servidores informáticos (la «nube»).

– Mina de informaciones –

En concreto, Google quiere lanzar este año la plataforma Stadia en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y algunos países de Europa. Será «el motor que rediseñará los juegos y el futuro», afirmó Jade Raymond, quien asumirá la presidencia del nuevo estudio de creación de videojuegos de Google.

Apple también prevé avanzar en materia de videojuegos con su plataforma AppStore.

Entre Sony y Microsoft, también se trata de una posible colaboración en el desarrollo de semiconductores y las llamadas tecnologías de inteligencia artificial (AI), la expresión en boga que califica las facultades de discernimiento prestadas a los algoritmos informáticos.

El objetivo es combinar los conocimientos de Sony en componentes, incluidos sensores de imagen, y los avances ya realizados por Microsoft en el procesamiento de datos por lo que se presenta como el equivalente digital de un cerebro.

Detrás de los «joystick», hay jugadores cuyos comportamientos en línea analizados automáticamente son una mina de información y un ingreso potencial considerable para los administradores de plataformas.

Después de este anuncio, pero tal vez principalmente gracias a un plan masivo para comprar sus propias acciones, el título de Sony terminó la sesión en la Bolsa de Tokio el viernes con un salto de casi el 10%.

Aunque no ha anunciado nada nuevo sobre el juego en línea, el otro gran nombre japonés en el sector, Nintendo, se benefició de este movimiento y su acción ganó un 2,2%.

Te podría interesar también