Sobrinos de Cilia Flores fueron sentenciados a 18 años de prisión

Banca y Negocios @bancaynegocios

Dos sobrinos de la primera dama Cilia Flores, fueron sentenciados el jueves a 18 años de prisión cada uno luego de ser hallados culpables en Nueva York por acusaciones estadounidenses de narcotráfico.

El juez de distrito Paul Crotty condenó a Franqui Francisco Flores de Freitas, de 32 años, y Efraín Antonio Campo Flores, de 31, en una audiencia en una corte federal en Manhattan.

Los abogados de ambos acusados ​​pidieron una sentencia más corta de 10 años, mientras que los fiscales habían solicitado 30 años. Crotty dijo que 30 años serían excesivos y señaló que Flores de Freitas y Campo Flores no tenían antecedentes penales.

“Lo que me conmueve es que el señor Campo Flores y el señor Flores de Freitas quizás no fueron los narcotraficantes más astutos que hayan existido”, dijo el juez. “Se les habían subido los humos a la cabeza”.

Ambos primos hablaron brevemente antes de ser sentenciados. “Sé que he cometido errores muy graves en este caso”, dijo Campo Flores y luego pasó a disculparse con su esposa e hijos.

Mientras que Flores de Freitas afirmó: “Siempre he sido una buena persona”.

“Incluso en la cárcel intenté ayudar a aquellos que estaban en una situación psicológica peor de la que me encuentro”, agregó. Pidió que el juez le permita regresar a Venezuela pronto para estar cerca de su hijo.

Los abogados de los dos hombres no tuvieron comentarios inmediatos después de la sentencia.

Flores de Freitas y Campo Flores fueron arrestados en Haití en noviembre del 2015 en una operación encubierta de la Dirección de Control de Drogas (DEA, por su sigla en inglés) de Estados Unidos.

Fiscales dijeron en un documento judicial que trataron de ganar 20 millones de dólares a través del narcotráfico para ayudar a su familia a mantenerse en el poder.

Campo Flores y Flores de Freitas fueron hallados culpables en noviembre del 2016 de conspiración para importar cocaína a Estados Unidos.

Sus abogados dijeron en un documento judicial a principios de este año que los fiscales habían demostrado que sólo eran “discusiones chapuceras sobre un complot de drogas que en realidad nunca podrían haber ejecutado”.

Días después de la condena,  el presidente Nicolás Maduro criticó el caso en un discurso como una instancia del “imperialismo estadounidense”. El líder socialista frecuentemente ha descrito las acusaciones de Washington de narcotráfico como un pretexto para inmiscuirse en Venezuela e intentar derrocarlo.

Venezuela ha caído en una crisis económica y política. Estados Unidos anunció nuevas sanciones contra el Gobierno de Maduro en julio.

Te podría interesar también