Seguros Venezuela alerta sobre riesgos de comprar pólizas a empresas extranjeras

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Seguros Venezuela alerta sobre riesgos de comprar pólizas a empresas extranjeras



Comprar una póliza de seguro es una inversión que permite tener tranquilidad de proteger bienes y estar resguardados, especialmente de las consecuencias financieras, en caso de tener una emergencia médica.

La gerente general de Seguros Venezuela, María Pernía, explica que quienes adquieren una cobertura de seguro deben cerciorarse que la empresa que seleccione esté debidamente inscritas en la Superintendencia Nacional de Empresas Aseguradoras (Sudeaseg), lo que garantiza que en caso de que se produzca algún inconveniente al utilizar su póliza, van tener dónde acudir para hacer su reclamo ante cualquier incumplimiento de su contrato de seguro.

Ante la erosión de la hiperinflación, las coberturas de las pólizas de seguro en bolívares se quedaron inmensamente rezagadas frente a los costos médicos y de servicios de reparación de vehículo, así como en los valores patrimoniales, de manera que se abrió, de facto, un mercado para aseguradoras extranjeras que, cuando el control de cambio se aplicaba -hay que recordar que no ha sido eliminado-, podían ofrecer pólizas en divisas que sí resultaban eficientes como cobertura.

Por el proceso de dolarización de facto, ahora se comienzan a conseguir productos locales con una mayor capacidad real de cubrir siniestros, por lo menos los más básicos.

– Riesgos transnacionales –

En este sentido, la ejecutiva de Seguros Venezuela advierte que a diferencia de las empresas nacionales, las transnacionales que no están legalmente autorizadas a operar en el país y sus pólizas implican el riesgo de que, si se llegase a producir una situación de incumplimiento de contrato, no asegurados no tendrían dónde reclamar ante ningún ente gubernamental.

De manera que la gerente general de Seguros Venezuela, María Pernía, ofrece cuatro recomendaciones para adquirir una póliza en Venezuela:

– Verificar que la empresa de seguros esté inscrita en la Sudeaseg.

– Conocer la posición financiera de la empresa, lo que dará tranquilidad a la hora de presentar una reclamación. Los balances financieros de las compañías aseguradoras deben ser públicos.

– Conocer el nivel de servicio que ofrece la empresa, en función de tener una idea clara de que puede cumplir óptimamente los compromisos derivados de la póliza.

– Conocer la política actualización de coberturas en sus productos comercializados.

Una recomendación adicional es leer y asegurarse de entender las condiciones de la póliza que se va a contratar para evitar sorpresas y molestias posteriores.

Te podría interesar también