Comienza el mes de julio y con él la segunda mitad de un año particularmente convulsionado en la historia contemporánea. Para los venezolanos, además se trata de un mes de grandes definiciones debido a la dinámica social, económica y política que mantiene altísimos niveles de incertidumbre.

Estas condiciones han sido tomadas en cuentas por bancos de inversión, firmas de análisis y calificadoras de riesgo que siguen el comportamiento de la economía venezolana y su incidencia sobre los activos crediticios del país. Los bonos venezolanos se encuentran entre los papeles de mayor rendimiento entre los mercados emergentes y los inversionistas siguen con interés cualquier factor que pueda incidir sobre la capacidad de pago del país.

En la más reciente edición del Informe Privado Semanal de Aristimuño Herrera & Asociados se analiza en detalle la dinámica antes descrita, se toman en cuenta los testimonios, públicos y privados, de mayor peso con respecto al futuro cercano del país, y se proyectan posibles escenarios para este crítico periodo que iniciamos este mes.

De igual manera, en esta entrega se aborda un análisis sobre la aceleración inflacionaria con atención a los factores que están alimentando la subida de los precios y el impacto de este fenómeno sobre el tejido productivo.

Si desea conocer más acerca de nuestros productos y servicios de consultoría, le invitamos a consultar los planes de suscripción actualmente disponibles para evaluar el que mejor se adapte a sus necesidades.

Suscríbase a nuestro Informe Privado Semanal y reciba todos los viernes los mejores análisis económicos, financieros y gerenciales, con sus respectivas recomendaciones, que les guiarán a la mejor toma de decisiones.

Comentarios