Sectores económicos ganadores y perdedores luego de 17 años de Gobierno

// Juan Crisóstomo*


Luego de la caída de los precios del crudo en 2014, se le ha dedicado bastante discurso al tema del cambio de modelo rentista de Venezuela, hacía una economía exportadora y no dependiente del sector petrolero. Se ha presentado además, la crisis actual que vive el país como una oportunidad de modificar dicho modelo monoproductor y monoexportador.

Ahora bien, ¿qué ha pasado con el crecimiento de los sectores económicos de Venezuela en estos últimos 17 años? Al observar el gráfico inferior, se aprecia que todo el sector transable (bienes que son susceptibles a ser comercializados y exportados) de la economía venezolana ha retrocedido durante el periodo 1998-2015, con énfasis en la manufactura, agricultura e inclusive el sector petrolero, los cuales son las bases para que ante un ciclo recesivo como el que vivimos actualmente, se genere por ejemplo, el flujo de ingreso necesario para no realizar recortes agresivos de importaciones y tengamos los niveles de escasez actuales. En su conjunto, todo el sector transable registra una caída real de -14% en los últimos 17 años.

sectoreseconomicos

Fuente: Banco Central de Venezuela (BCV) y cálculos propios.

Al observar cuales fueron los sectores económicos que más crecieron en el periodo de análisis, se observa que son todos aquellos ligados al sector no transable (bienes no exportables), es decir, principalmente servicios, siendo el Gobierno, la Banca y Seguros así como el sector de telecomunicaciones, los principales ganadores durante estos últimos 17 años, acumulando todo el sector no transable, un crecimiento de +48% en dicho periodo.

¿Qué explica el comportamiento anterior?

Lo que resume lo observado en el gráfico anterior, que no es más que la destrucción de la producción local, fue y sigue siendo un dólar barato… En efecto, los incentivos para producir en Venezuela durante los últimos 17 años han sido muy bajos, porque la sobrevaluación del tipo de cambio crea todas las condiciones para que sea más barato importar que producir internamente para exportar, por tanto, se destruye la competitividad local y se premia la foránea. Por ello se observa que todos los sectores asociados a exportación de bienes y servicios (sector transable) se encuentran totalmente estancados. El país pasó a ser una economía de servicios, no de bienes.

Este año 2016, todos los sectores de la economía mostrarán retroceso, algo similar a la foto observada a cierre del año pasado, en la cual inclusive la banca y el sector de telecomunicaciones, ya no escapan del marcado deterioro económico.

¿Podemos convertirnos en un país multiproductor y multiexportador?

Sin duda Venezuela tiene un potencial muy elevado para hacerlo y más aun considerando que el crecimiento de los últimos años estuvo apalancado en un boom de consumo privado y de gobierno, el país no creció vía inversión (formación bruta de capital). Sin embargo, hoy no está presente la principal condición para que lo anterior se pueda dar, el cual es un tipo de cambio único y competitivo. Mientras siga existiendo un tipo de cambio de Bs/US$ 10 y a su vez un tipo de cambio oficial de Bs/US$ 644,1 no existe forma de incentivar la producción nacional, ello sin considerar además la falta de liquidez externa así como las trabas institucionales y regulatorias que son claves para poder hacer efectivas las decisiones de política económica.

*El autor es MSc en Economía y MBA, profesor de postgrado en Finanzas Corporativas en la UCAB

Te podría interesar también