Scotiabank: Canje de bonos podría crearle nuevos problemas a Venezuela

// Freddy Campos @frecam


La entidad financiera trató la posibilidad de un canje de bonos de deuda externa de Pdvsa que se maneja en el mercado internacional como una operación que puede generar nuevas complicaciones. 

En un reporte privado enviado a sus clientes recientemente, se indica que sin una agenda de reformas económicas integrales, «un canje el día de hoy sólo crearía nuevos problemas de aquí a un año». Se toma en cuenta la importante caída de la producción petrolera y el progresivo cierre de plantas pertenecientes a empresas transnacionales. 

En el texto elaborado por el analista Joe Kogan se indica igualmente que el problema principal de un canje voluntario o swap de bonos radica en que no solo se incrementaría el total del endeudamiento sino que se contraería deuda «que Venezuela nunca podrá pagar bajo sus actuales políticas económicas. Por el contrario, sería tan costoso y malgastador que futuros gobiernos podrían incluso tratar de repudiar cualquier nueva emisión de bonos». 

Más adelante se pregunta cuál es el problema de fondo con asumir compromisos a una tasa de 30% de interés en dólares. Reflexiona en que emisores privados pueden tomar esta clase de endeudamiento para gastos estratégicos que impliquen crecimiento, pero en el caso de Pdvsa, se llevaría a cabo para cubrir compromisos previamente adquiridos. 

En cualquier caso, destaca el autor del reporte, lo más correcto sería «anunciar reformas económicas creíbles y empezar a implementarlas». 

De este modo, se reperfilaría la deuda para eliminar todos los compromisos relativos al pago de capital e intereses por concepto de deuda externa durante los próximos años hasta que se produzca la recuperación económica del país. 

Un canje de bonos en esas condiciones, sostiene Kogan, podría llevarse a cabo con un tipo de interés de un sólo dígito en las circunstancias adecuadas, pero sin un paquete de reformas económicas, el canje tan sólo produciría más problemas. 

Se toma en cuenta también la posibilidad de que la Asamblea Nacional decida bloquear la operación y el precedente que esto significaría para futuros gobiernos que puedan desconocer la nueva deuda. Apunta que Pdvsa, sin embargo, podría tener capacidad de maniobra legal para manejar su endeudamiento de manera autónoma como entidad aparte.  

Te podría interesar también