El gobierno de Donald Trump impuso la semana pasada sanciones a un grupo de empresarios rusos, lo que golpeó con fuerza los mercados bursátiles y los bonos de ese país. Los inversionistas en activos están al tanto de la seriedad de esta acción estadounidense y Venezuela es un ejemplo de lo que puede ocurrir.

“Si la experiencia de Venezuela sirve de guía, el impacto podría extenderse durante un tiempo a medida que las empresas se enfrentan a las consecuencias de las restricciones a la banca internacional, las comunicaciones e incluso las monedas que utilizan”, señala la agencia Bloomberg y puntualiza cinco consecuencias vividas por Venezuela que podrían replicarse en las empresas rusas sancionadas.

Cadena de pago

Por lo general, los inversores prestan poca atención a las instituciones financieras que ayudan a procesar los pagos de bonos. Pero los de Venezuela se vieron obligados a conocer los nombres de todos estos intermediarios, ya que los pagos fueron sometidos a un escrutinio adicional y algunos finalmente se retrasaron por la preocupación de que pudieran estar violando las sanciones.

Moneda

Las restricciones en las transacciones en dólares podrían aumentar la dependencia de los prestatarios en monedas alternativas como el yuan chino. Venezuela comenzó a publicar su precio semanal de la canasta petrolera en yuanes en lugar de dólares el año pasado, y ahora tiene subastas para su moneda en euros en lugar del dólar. El gobierno de Nicolás Maduro emitió una criptomoneda, también objeto de sanciones por parte de Estados Unidos. Rusia no ha descartado de plano emitir un criptorublo.

Restricciones de comunicación
Las sanciones dirigidas a personas limitan, y en algunos casos impiden, que los gestores de fondos se reúnan con funcionarios de las compañías sancionadas. Cuando el ministro de Finanzas venezolano, Simón Zerpa, invitó a los tenedores de bonos a Caracas a entablar negociaciones de reestructuración en noviembre, muchos se negaron por temor a tener problemas con el Tesoro de los EEUU, que había sancionado a Zerpa.

Dependencia
Las sanciones venezolanas también han hecho que Pdvsa dependa cada vez más de otras naciones parias para obtener asistencia financiera. Zerpa ha incluido viajes recientes a Rusia, Turquía y China en un intento por obtener apoyo.

Paciencia
Los tenedores de bonos que no han salido de sus posiciones pueden estar atrapados a largo plazo mientras esperan algún tipo de resolución. Para Pdvsa, se debe a la combinación de incumplimientos y una prohibición de reestructuración. Ya estamos viendo algo similar en Rusia, donde la deuda de United Co. Rusal, cuyo propietario fue sancionado, está siendo eliminada de muchas plataformas de negociación de bonos.

Comentarios