Salida de Chevron y empresas de servicios tumbaría producción petrolera a 300.000 b/d

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Salida de Chevron y empresas de servicios tumbaría producción petrolera a 300.000 b/d



Si el gobierno de Estados Unidos no prorroga las licencias que permiten a Chevron y a cuatro empresas estadounidenses de servicios petroleros permanecer en Venezuela, las cuales vencen el próximo 25 de octubre, la producción de crudo podría caer a 300.000 barriles diarios o menos en un plazo breve y hasta, por lo menos, el cierre del año, según analistas consultados por S&P Global Platts.

Uno de los expertos entrevistados por la firma de inteligencia de mercados energéticos, Neil Bhatiya, señaló que la cuestión está en qué tan rápido pueden empresas chinas y rusas asumir el vacío que dejarán las estadounidenses, por lo que, en su opinión, el mejor escenario es que la producción petrolera de Venezuela permanezca en mínimos de alrededor de 300.000 b/d hasta el cierre del año, por lo menos.

Para que se tenga una idea de lo que este escenario, de producirse, significa, hay que decir que en lo peor de la crisis política de 2002-2003, con un paro petrolero incluido, la producción de esfuerzo propio de Pdvsa -sin incluir alianzas ni convenios operativos- fue de 759.941 barriles/día en 2002 y 677.369 b/d en 2003. En este período turbulento la extracción país superó el millón de b/d.

Chevron, Halliburton, Schlumberger, Baker Hughes y Weatherford International esperan por la decisión del gobierno estadounidense, pero los analistas sostienen que las probabilidades de una prórroga son muy bajas. «Probablemente fue la última y única extensión de la exención y sirvió como un ´período de liquidación´ para esas  empresas, con el fin de que prepararan sus salidas del sector petrolero de Venezuela», dijo Joe McMonigle, analista de Hedgeye Risk Management, consultado por S&P Global Platts.

Francisco Monaldi, venezolano e investigador latinoamericano de política energética del Instituto Baker de Políticas Públicas de la Universidad de Rice, dijo que Rosneft podría entrar a operar PetroPiar, lo que podría evitar una caída de entre 25.000 y 30.000 barriles diarios en el corto plazo; sin embargo, el problema del país no está en la extracción, sino en su mermada capacidad de comercialización.

Según Monaldi, los inventarios en tierra de Pdvsa están a capacidad y el inventario flotante ha alcanzado niveles récord, a medida que los buques tanque se han hecho menos disponibles y más costosos. «Entonces, dada esa situación, tendrán que cerrar la producción independientemente de lo que ocurra con Chevron a menos que la aplicación de sanciones secundarias disminuya».

Puede leer el reporte completo de S&P Global Platts aquí.

Te podría interesar también