Rusia y Venezuela buscan evadir sanciones de EEUU con criptomonedas

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Rusia y Venezuela buscan evadir sanciones de EEUU con criptomonedas



Los gobiernos de Venezuela y Rusia buscan adoptar la tecnología que genera criptomonedas como una herramienta para evadir las sanciones impuestas por Estados Unidos a ambos países, que son más amplias en el caso de Moscú, pero que también han puesto en aprietos a la administración de Nicolás Maduro.

La idea no es descabellada, señala un artículo del diario estadounidense New York Times. «Lo que parece un concepto marginal está comenzando a ganar cierto nivel de aceptación en las finanzas globales. Varios de los bancos centrales más grandes del mundo, incluidos el Banco de Inglaterra y el Banco Popular de China, han dicho que están utilizando la tecnología introducida por bitcoin para rastrear y emitir sus propias monedas digitales».

Maduro hizo el anuncio en diciembre de la moneda petro, y este mes se conocerán detalles de su emisión. Mientras en Rusia, los funcionarios del gobierno de Vladimir Putin han planteado la idea de un cripto rublo similar al tipo bitcoin.

«Cuando se trata de tipos de actividades sensibles al estado, este instrumento nos viene muy bien», dijo el funcionario ruso, Sergei Glazyev, el mes pasado en una conversación sobre el rublo criptográfico, según varios medios rusos. «Podemos liquidar los pagos con nuestros socios comerciales en todo el mundo, independientemente de las sanciones».

«Los economistas y expertos en moneda virtual le han dado al petro y al cripto rublo bajas probabilidades de trabajar de la manera que los gobiernos parecen anticipar. Esto se debe a que bitcoin y otras monedas virtuales son sistemas descentralizados sin nadie a cargo, mientras que los planes rusos y venezolanos darían a los líderes de ambos países una medida de control sobre las nuevas monedas», apunta la publicación.

La forma en que funciona la tecnología blockchain, proporcionaría una buena manera de eludir las sanciones a ambos países, que por lo general se aplican a través de las reglas de divulgación bancaria y reglamentaria.

Pero algunos banqueros centrales han dicho que emitir sus propias monedas en una especie de blockchain podría facilitarles a los ciudadanos el uso del dinero sin pasar por intermediarios como bancos y compañías de tarjetas de crédito. En un discurso el año pasado, un miembro de la junta ejecutiva del banco central alemán, Carl-Ludwig Thiele, dijo que el «estudio conceptual del banco muestra que la tecnología blockchain se puede adaptar para satisfacer las necesidades y requisitos actuales del sistema financiero».

«El prototipo funciona», agregó. Sin embargo, estos proyectos han tardado en pasar de un prototipo a sistemas operativos, y muchos funcionarios y programadores han señalado muchos obstáculos técnicos que aún deben superarse.

Nada de eso ha impedido que Venezuela avance rápidamente con su esfuerzo por crear un activo digital que el gobierno pueda controlar.

Agrega el Times que «el vínculo entre petros y los recursos naturales podría ser similar al respaldo que el oro dio a la mayoría de las monedas internacionales hace un siglo. El respaldo podría contrarrestar el tipo de hiperinflación que la moneda real venezolana, el bolívar, ha experimentado en los últimos años debido a la expansión desenfrenada de la oferta monetaria por parte del gobierno».

La osadía del plan de petro está en proporción con la desesperada situación económica de Venezuela, que tiene funcionarios que buscan cualquier cosa que pueda ayudar. «El país está en una crisis social», dijo José Ángel Álvarez, director de Asonacrip, que ha estado trabajando con el gobierno en petro. «¿Cómo logramos construir confianza? Tecnología abierta, reglas claras que cumplen con los atributos de la criptomoneda: descentralización, por ejemplo «.

Álvarez dijo que esperaba que las primeras ventas de crudo en petro se haga en la primera mitad de 2018.

Hay cierta ironía en el interés del gobierno por las criptomonedas. En los últimos años, los venezolanos han mostrado un creciente interés en las monedas virtuales como un medio para escapar del gobierno de Maduro.

El Times señala el cambio de actitud del gobierno frente a las actividades relacionadas con las monedas virtuales. Randy Brito, fundador del grupo de Facebook Bitcoin Venezuela, dijo que en diciembre identificó entre 10 y 20 casos donde personas en Venezuela parecían haber sido arrestadas por sus actividades de Bitcoin, más del doble de los casos que había visto en el año hasta el momento ahora.

El gobierno ruso tampoco ha considerado amablemente el uso de bitcoin y otras monedas virtuales por parte de sus ciudadanos. Si bien las políticas del gobierno han permanecido opacas, los funcionarios del Banco Central de Rusia han hablado de bloquear el acceso de personas dentro del país a sitios web de moneda virtual, y Putin ha señalado los muchos usos ilegales potenciales de la tecnología.

«Ante todo, esta es una oportunidad para blanquear ganancias ilegales, evasión de impuestos e incluso financiamiento del terrorismo, sin mencionar la proliferación de estafas de las cuales la gente común puede ser víctima», dijo en octubre.

Putin ha indicado que está abierto a posibles usos de la tecnología que estaría bajo su control. En junio, tuvo una conversación muy publicitada con Vitalik Buterin, el creador de una de las redes de divisas virtuales más grandes, ethereum. Buterin se crió en Canadá y tiene doble nacionalidad rusa y canadiense.

Los esfuerzos en Rusia son mucho menos urgentes que los de Venezuela porque la economía rusa está mucho mejor. Pero los líderes allí han estado buscando ampliamente cualquier forma de revertir las sanciones estadounidenses.

El ministro de comunicaciones ruso, Nikolai Nikiforov, dijo en octubre que un criplo rublo sería diseñado de manera diferente a bitcoin, sin necesidad del proceso de minería a través del cual se lanzan bitcoins en el mundo.

Te podría interesar también