Reserva Federal de EE.UU explora la posibilidad de emitir su propia moneda digital

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Reserva Federal de EE.UU explora la posibilidad de emitir su propia moneda digital



Un miembro de la junta de gobernadores de la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) ha señalado que la institución está más abierta que antes en torno a las criptomonedas y los pagos digitales, incluyendo la política, diseño y las consideraciones legales alrededor de la posible emisión de su propia moneda digital, dijo el pasado miércoles 05 de febrero la gobernadora de ese ente emisor, Lael Brainard.

“Al transformar los pagos, la digitalización tiene el potencial de ofrecer mayor valor y conveniencia a un menor costo”, comentó Brainard durante un discurso en un simposio sobre el futuro de los pagos en la Escuela de Negocios de Stanford el 5 de febrero. No mencionó nada sobre las tasas de interés o el panorama económico actual.

“Pero hay riesgos”, dijo Brainard, volviendo parcialmente a su preocupación y la de otros banqueros centrales mundiales por el aumento de los servicios de pagos digitales y las criptomonedas, incluyendo el proyecto de Facebook, Libra.

«Algunos de los nuevos participantes están afuera de las barreras regulatorias del sistema financiero, y sus nuevas criptomonedas podrían desafiar áreas como las finanzas ilícitas, la privacidad, la estabilidad financiera y la trasmisión de la política monetaria», indicó.

Bancos Centrales de todo el mundo están debatiendo como manejar la tecnología financiera digital y los sistemas de libro de contabilidad distribuido que usa bitcoin, que promete un pago casi instantáneo a un costo potencialmente bajo.

La FED está desarrollando su propio servicio de pagos y liquidaciones en tiempo real y actualmente está revisando 200 cartas enviadas a finales del año pasado sobre el diseño y el ámbito del servicio propuesto, comentó Brainard.

– El debate ha adquirido una nueva urgencia –

Pero la FED también “está llevando a cabo investigaciones y experimentos relacionados con las tecnologías de libro de contabilidad distribuido y su posible caso de uso para las monedas digitales, incluyendo el potencial para un CBDC (moneda digital de banco central)”.

Docenas de bancos centrales en todo el mundo están haciendo el mismo trabajo, según un estudio internacional reciente, con China avanzando con sus planes de emitir una moneda digital.

Hace menos de años Brainard dijo en una conferencia en San Francisco que “no hay una necesidad convincente demostrada” de tal moneda.

Pero eso fue antes que las ambiciones de la criptomoneda de Facebook fueran ampliamente conocidas. Funcionarios de la FED, han expresado su preocupación sobre la protección a los consumidores y las amenazas a los datos y la privacidad de una moneda digital que podría ser usada por al menos un tercio de la población que tiene cuentas en Facebook.

En la conferencia del miércoles, Brainard dijo que el proyecto Libra de Facebook “impartió urgencia” sobre las criptomonedas. “Estamos colaborando con otros bancos centrales a medida que avanzamos en nuestro entendimiento de las monedas digitales y los bancos centrales”.

Con más países estudiando la posibilidad de emitir sus propias monedas digitales, Brainard dijo, eso se añade a “una serie de razones para asegurarse también de que somos esa frontera de investigación como también de desarrollo de políticas”.

En Estados Unidos, dijo Brainard, las cuestiones que necesitan estudio incluyen si una moneda digital haría el sistema de pago más seguro o más simple, y si podría plantear riesgos para la estabilidad financiera, incluyendo la posibilidad de corridas bancarias si el dinero puede convertirse rápidamente en la criptomoneda de banco central.

«En Estados Unidos, como en otras grandes económicas, el sector público debe comprometerse activamente con el sector privado y la comunidad de investigadores para considerar si es necesario establecer nuevas barreras, si es necesario diseñar otra vez los perímetros regulatorios existentes y si una CBDC aportaría beneficios importantes netos», comentó.

Otras cuestiones incluyen la protección de la privacidad y el fraude, e incluso si la moneda se consideraría de curso legal.

Te podría interesar también