Refinerías de EEUU incorporan crudo más liviano por Venezuela

// Bloomberg


Las refinerías de la costa del Golfo, que gastaron miles de millones en los últimos 20 años en plantas destinadas específicamente al procesamiento de crudo alquitranado barato de Venezuela, comienzan a recurrir al crudo liviano estadounidense.

Hace mucho que Venezuela ofrece a las refinerías de Estados Unidos la opción más conveniente, un crudo de bajo costo que puede transportarse con facilidad desde un país cercano. El resultado fue que las refinerías se crearon o mejoraron con equipamiento especializado –las llamadas unidades de coqueo e hidrocraqueadores- que facilita el procesamiento de un petróleo tan pesado.

Ahora que Venezuela enfrenta sanciones que podrían interrumpir el acceso a su petróleo, las refinerías de EE.UU. idean formas de incorporar crudo estadounidense como solución disponible de último recurso. Datos de EE.UU. que siguen la densidad del crudo utilizado por las refinerías indican que éste se ha vuelto más liviano mes a mes hasta mayo, cuando el nivel fue el más liviano en 26 años. Al mismo tiempo, el descuento del petróleo venezolano en relación con el shale (lutita) de EE.UU. se redujo a apenas US$1,34 para el 8 de septiembre, mientras que era de US$7,80 a finales de 2016.

“Es porque se anticipa que podría haber una interrupción”, dijo John Auers, vicepresidente ejecutivo de Turner Mason & Co., una firma consultora con sede en Dallas. “Nadie lo sabe en este momento. Podría pasar mañana, podría pasar de forma gradual, podría no pasar en absoluto”.

Valero Energy Corp. empezó a aumentar el uso de crudo liviano en junio, dijo la compañía en una conferencia telefónica en julio. Marathon Petroleum Corp. ha dicho que también planea usar crudo más liviano en sus refinerías durante el trimestre. En total, las importaciones estadounidenses de petróleo venezolano son aproximadamente un 6 por ciento menores en el primer semestre de este año que en igual período de 2015.

La relación de EE.UU. con el petróleo venezolano comenzó en la Segunda Guerra Mundial, y la última controversia está motivada en las medidas del presidente Nicolás Maduro destinadas a suprimir el disenso en su país.

EE.UU. ya ha impuesto sanciones financieras contra el Gobierno de Maduro. Si bien esas medidas aún no han apuntado de forma directa a la industria petrolera, el presidente estadounidense Donald Trump dijo el martes en la Asamblea General de la ONU que está “dispuesto a tomar más medidas”.

Marcada Declinación

Las medidas que ya tomó el Gobierno de Trump han contribuido a impulsar una marcada declinación de las importaciones. EE.UU. importó en junio 616.000 barriles por día de crudo venezolano, la menor cantidad desde enero de 2015, según la Administración de Información sobre Energía (EIA por la sigla en inglés).

Al incorporar crudo más liviano, las refinerías avanzan en lo relativo a reducir con rapidez el riesgo hasta que la situación se resuelva, dijo Auers. El acuerdo de noviembre de 2016 de la Organización de Países Exportadores de Petróleo de reducir la producción ya ha hecho declinar el suministro de crudo más pesado, del cual los envíos de Arabia Saudita a EE.UU. se redujeron 34 por ciento en julio y alcanzaron el nivel más bajo del año.

“Simplemente hay menos barriles de crudo pesado”, dijo Andy Lipow, presidente de la firma consultora Lipow Oil Associates LLC en Houston. Al haber menos crudo pesado disponible, la diferencia de precio entre los distintos grados de petróleo disminuye, dijo, lo que lleva a las refinerías a considerar la incorporación de petróleo liviano a pesar de que tiene un costo algo superior. Es una tendencia que “podría persistir durante un tiempo”, dijo Lipow.

Te podría interesar también