Quevedo: el mercado petrolero no puede ser usado como arma de guerra

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Quevedo: el mercado petrolero no puede ser usado como arma de guerra



El mercado de hidrocarburos no puede ser usado como herramienta de guerra para atacar a las economías del mundo. Por el contrario, el petróleo, el gas y los productos petroquímicos deben ser empleados para el desarrollo de las economías de todos los países del planeta, exclamó Manuel Quevedo, ministro del Poder Popular de Petróleo y presidente de PDVSA, durante la XXI Reunión Ministerial del Foro de Países Exportadores de Gas (GECF), por sus siglas en inglés, que se celebra desde el 3 de octubre en Moscú.

En la actualidad, Quevedo preside la GECF, la cual es una asociación internacional gubernamental de países líderes en reservas y exportación de gas natural. El Foro busca afianzar la reciprocidad de intereses de los países miembros, por medio del diálogo entre productores, intermediarios, consumidores e industrias relacionadas al quehacer gasífero.

En su intervención, el ministro señaló que Venezuela ha analizado cada dato, los cuales revelan que la población del planeta va a llegar a 9.5 mil millones de habitantes en 2040, cuando habrá como fuente energética 28% de petróleo, 20% de gas.

«Estos indicadores son predecibles, pero también debemos hacer un panel con líderes del mundo para que acepten el compromiso de que las fuentes energéticas del mundo son para el desarrollo de los pueblos», enfatizó.

Quevedo expuso que las economías de los países productores de petróleo necesitan de un balance, de estabilidad y que esta solo se logra con la participación de todos los líderes del mundo. «Cuando hablamos de perturbaciones como las provocadas en Venezuela, no sólo se perjudica a nuestro país sino a todos los pueblos del mundo. Por eso repudiamos los ataques sufridos por Arabia Saudita».

Explicó que la confiabilidad de Venezuela como país exportador de petróleo se ha visto perturbada por ataques al sistema eléctrico del país, uno de cuyos propósitos ha sido paralizar las refinerías. «También fuimos víctimas de ataques con drones, pero para atentar contra la vida del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro; el Alto Mando Militar y miles de personas que asistían a un evento en la principal avenida de Caracas».

Añadió que los atacantes tienen el objetivo político de desestabilizar a una nación miembro de la Opep que posee una de las reservas de petróleo más grandes del mundo, a la cual Venezuela le ha dado el destino de garantizar el desarrollo de todos los países del mundo.

«Hemos llegado a producir más de tres millones y teníamos planes para llegar a cinco millones. Nuestros niveles de producción han caído por debajo del millón de barriles diarios, afectados por las sanciones de Trump contra Venezuela. Sólo este año sufrimos cuatro atentados contra el sistema eléctrico nacional», dijo. «Pero vamos a regresar a los niveles adecuados de producción porque estamos trabajando restablecerlos con nuestros socios estratégicos».

Actualmente, el foro está integrado por Argelia, Bolivia, Egipto, Guinea Ecuatorial, Irán, Libia, Nigeria, Catar, Rusia, Trinidad y Tobago, Emiratos Árabes Unidos y Venezuela. Mientras que Azerbaiyán, Irak, Noruega, Kazajistán, Omán, Perú y Angola tienen la condición de miembros observadores.

Te podría interesar también