Proteccionismo queda atrás con pacto UE-Mercosur

EFE / Foto: Archivo

Proteccionismo queda atrás con pacto UE-Mercosur

La firma del acuerdo comercial entre la Unión Europea y el Mercosur saca del aislamiento al bloque de países suramericanos y a Brasil, y deja atrás la tendencia proteccionista impulsada por algunos gobiernos de izquierda en la región, afirmó este sábado el exembajador brasileño en Londres Rubens Barbosa.

Suscrito el viernes en Bruselas, tras 20 años de negociaciones, el acuerdo ha sido destacado por los líderes de la UE y el Mercosur por la trascendencia económica que representa para los países que conforman los dos bloques y por convertirse en punto de referencia para impulsar el libre comercio.

Según Rubens, quien representó a Brasil en Londres y en Washington y ahora es presidente ejecutivo de la Asociación Brasileña de las Industrias de Trigo (Abitrigo), durante las dos décadas que duraron las negociaciones con la Unión Europea, el Mercosur prácticamente no firmó acuerdos comerciales con otros países presionado por los gobiernos de Brasil y Argentina.

«Durante los 20 años que duraron las negociaciones, el Mercosur solo firmó acuerdos de comercio con Egipto, la Autoridad Palestina e Israel y eso por razones internas de Argentina y Brasil que estaban en contra de los acuerdos comerciales y aislaron al Mercosur y a Brasil del comercio mundial», explicó a Efe.

Por eso para el exdiplomático, la firma del convenio «por fin deja esa tendencia de proteccionismo y guerra comercial» que se venía dando con algunos gobiernos de izquierda en el bloque que conforman Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

«En los gobiernos del PT y de los Kirchner los países se cerraron al comercio mundial, sobre todo durante el mandato de Dilma (Rousseff ) y eso impidió que se dieran negociaciones de acuerdos comerciales, entre el Mercosur y el mundo entero», explicó Rubens.

El Partido de los Trabajadores (PT), formación liderada por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva estuvo en el poder en Brasil desde 2003 hasta 2016, y los Kirchen (Néstor y su esposa Cristina Fernández) comandaron las riendas de Argentina desde 2003 hasta 2015.

Lula gobernó al gigante suramericano entre 2003 y 2010, mandato que luego siguió su ahijada política, Dilma Rousseff, quien estuvo al mando de Brasil desde 2010 hasta 2016, año en que fue destituida de su cargo por irregularidades fiscales y asumió como nuevo mandatario Michel Temer, quien fuera su vicepresidente.

«Con el Gobierno Temer el asunto fue retomado, pero no llegó a ser concluido y el punto final llegó con el gobierno de Jair Bolsonaro», señaló el exdiplomático.

Según las proyecciones del gobierno de Brasil, con la firma del acuerdo entre la UE y el Mercosur, el producto interno bruto (PIB) de la mayor economía de Suramérica podría alcanzar en 15 años los 125.000 millones de dólares, es decir, un incremento de unos 87.500 millones de dólares.

 

Te podría interesar también