Precio del crudo venezolano cae a $56,34 después de siete semanas en alza

// EFE

Precio del crudo venezolano cae a $56,34 después de siete semanas en alza



La cotización del petróleo venezolano cerró la semana en 56,34 dólares o 388,23 yuanes, tras registrar una pérdida de 3,08 dólares que rompe con una racha de siete semanas de ganancias, según el reporte del Ministerio de Petróleo del país caribeño.

Después de las sanciones financieras que Estados Unidos impuso en 2017 contra varios funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro, Venezuela dejó de usar el dólar como divisa de referencia y comenzó a ofrecer el precio de su petróleo en la moneda de China, uno de sus mayores aliados políticos y comerciales.

El tipo de cambio ofrecido por el ministerio este viernes fue de 6,89 yuanes por dólar.

Esta semana Maduro confirmó que este año Venezuela empezará a usar el petro -un criptoactivo sancionado por Estados Unidos y que está garantizado en las reservas de hidrocarburos del país- para vender el petróleo venezolano.

Como es usual, el reporte ministerial incluyó el precio de las otras tres cestas de referencia las cuales, al igual que el crudo venezolano, cerraron con pérdidas.

El precio promedio de la cesta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se ubicó en 65,94 dólares, 3,38 dólares menos que la semana anterior cuando se cotizó en 69,32 dólares.

El West Texas Intermediate (WTI) se vendió en 58,34 dólares, 3,30 unidades por debajo de los 61,64 dólares de la semana precedente.

El barril del crudo Brent bajó a 64,46 dólares desde los 67,32 del viernes anterior, lo que representó una pérdida de 2,86 dólares.

Según un informe de la OPEP divulgado esta semana, la producción de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) ascendió a 907.000 barriles diarios para el mes de diciembre, una contracción del 55,4% en comparación con los 2,03 millones que producía en 2017.

En el mismo reporte de la OPEP, fuentes secundarias del mercado precisan que la producción venezolana para diciembre se ubicó en 714.000 barriles diarios, una caída del 62,6% con respecto a los 1,91 millones de barriles al día que extraía en 2017.

La grave recesión económica, la crisis política en el país y las sanciones de Estados Unidos sobre su industria petrolera han llevado a la producción de crudo venezolano a su nivel más bajo en las tres últimas décadas, con la excepción del desplome en 2002 y 2003, cuando una huelga en Pdvsa hundió las extracciones por debajo de los 100.000 bd.

Te podría interesar también