Un acreedor de los bonos Pdvsa 2017 solicitó este miércoles al organismo mundial de derivados que determine si la petrolera incurrió en un impago de ese papel, hecho que activaría el pago de los seguros por incumplimiento crediticio, informaron varios medios económicos internacionales.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, y Pdvsa dijeron que el pago se haría el viernes por más $1.100 millones, pero los tenedores de bonos dicen que el pago aún no ha llegado. La agencia Reuters dijo esta tarde que fuentes le confirmaron que el pago se había realizado en tres transacciones, pero no se precisó a través de cuál banco.

Los emisores de bonos, en este caso Pdvsa, tienen tres días hábiles después del vencimiento de un bono para hacer efectivo el pago. Si eso no ocurre la International Swaps and Derivatives Association (Isda) puede ser consultada, como ya ocurrió este miércoles para que determine si se está ante una situación de default, lo que desencadena el cobre de los CDS por parte de los tenedores.

Según el diario británico Financial Times, un acreedor anónimo presentó una solicitud formal para que la Isda tome una decisión.

Poco después la Isda publicó que “los bonos 2017 emitidos por la entidad de referencia (Pdvsa) vencieron el 2 de noviembre de 2017 con un pago del principal vencido. A partir del final del período de gracia de los CDS, no se ha recibido el pago principal”.

Es la notificación de la solicitud. Se espera a que sea admitida, para una posterior decisión.

Reuters detalló que los miembros del comité de la Isda ahora deben votar para aprobar o descartar la pregunta, y luego volver a debatir para responderla, explicó una portavoz de la asociación.

Comentarios