La petrolera Petrobras, mayor empresa de Brasil, obtuvo en los nueve primeros meses de este año un beneficio neto de 23.677 millones de reales (unos 6.399,2 millones de dólares), su mejor resultado para el período desde 2011 y con el que puede confiar en ponerle fin a cuatro años seguidos de pérdidas.

“Se trata de números expresivos para la compañía que muestran una clara trayectoria de recuperación”, festejó el presidente de la petrolera estatal, Ivan Monteiro, en la rueda de prensa en la que divulgó los resultados de la compañía.

El beneficio acumulado entre enero y septiembre fue casi cinco veces superior al del mismo período de 2017 (un aumento de 371%) pese a que la producción de la empresa fue menor y a que las ventas también disminuyeron.

Y el lucro en el tercer trimestre fue de 6.644 millones de reales (unos 1.795,7 millones de dólares), valor 25 veces superior (2.397%) al del mismo período del año pasado, que fue de 266 millones de reales (unos 71,9 millones de dólares).

La compañía consiguió los significativos resultados pese a que su producción total de petróleo y gas natural equivalente cayó 6%, hasta un promedio de 2,617 millones de barriles diarios en los nueve primeros meses de este año.

La reducción en la producción fue provocada por la paralización de importantes plataformas de producción para mantenimiento y por las desinversiones llevadas a cabo para estructurar la empresa, principalmente la venta de derechos de explotación en importantes áreas marinas como Lapa y Roncador.

Las ganancias aumentaron pese igualmente a la caída de 2% en la producción de derivados en Brasil y a la bajada de 4% en las ventas domésticas de combustibles en el país.

La reducción de las ventas de los combustibles obedecen a que Brasil aún no se recupera totalmente de la histórica recesión que sufrió en el bienio 2015-2016 y a que, por los precios más competitivos, el etanol ganó participación de mercado frente a la gasolina.

Pese a la reducción en la producción y en las ventas, Petrobras se favoreció por el fuerte aumento de los precios del crudo en los mercados internacionales -usados como referencia para los precios domésticos- y por la devaluación sufrida por el real.

El aumento de precios ya dolarizados permitió que los ingresos por exportaciones crecieran significativamente y que el valor recibido por las ventas internas aumentara pese a los menores volúmenes comercializados.

Petrobras agregó que también contribuyeron para los buenos resultados “el aumento de las ventas de diesel, la disciplina en el control de gastos y los menores costos con intereses debido a la reducción del endeudamiento”.

“Nuestros resultados demuestran que ya estamos cosechando una serie de frutos recurrentes de nuestra recuperación. Ese es el tercer trimestre seguido con beneficio neto”, afirmó Monteiro.

“Se trata de una realidad totalmente diferente a la que recibimos en 2016”, señaló el presidente al referirse a las pérdidas en los años anteriores y a la grave crisis enfrentada por la compañía.

El resultado deja entrever que la petrolera dejará atrás en 2018 una serie de cuatro años en el que acumuló más de 19.380 millones de dólares en pérdidas.

En 2014 la empresa sufrió pérdidas por valor de 21.600 millones de reales (unos 5.837,8 millones de dólares) que en 2015 llegaron al récord negativo de 34.836 millones de reales (unos 9.415,1 millones de dólares).

El prejuicio de 2016 fue de 14.824 millones de reales (unos 4.006,5 millones de dólares), que el año pasado finalmente se había reducido a 446 millones de reales (unos 120,5 millones de dólares).

En el período enfrentó una grave crisis económica e institucional a raíz de la caída de los precios del petróleo y por el hallazgo de una gigantesca red de corrupción dentro de la empresa que desvió miles de millones de dólares entre 2004 y 2014.

“Quiero expresar la satisfacción de la dirección por el proceso de recuperación de la compañía y la felicidad de los resultados alcanzados este año”, aseguró el presidente de Petrobras.

Según Monteiro, Petrobras no solo garantizó el mayor beneficio entre las empresas brasileñas este año sino que recuperó su estatus como la de mayor valor de mercado en Brasil (510.300 millones de reales o 137.918,9 millones de dólares en octubre).

Pese a los beneficios alcanzados, los especialistas alertaron que el beneficio del tercer trimestre fue en un 34 % inferior al del segundo trimestre (10.070 millones de reales o 2.721,6 millones de dólares).

Petrobras aclaró que sus beneficios podían haber sido superiores pero de las ganancias tuvieron que ser excluidos la indemnización por 3.500 millones de reales (unos 945,9 millones de dólares) que acordó pagar en un acuerdo con las autoridades bursátiles de Estados Unidos para poner fin a las investigaciones contra la empresa por los desvíos descubiertos en los últimos años.

Comentarios

© Banca y Negocios 2018 | Todos los Derechos Reservados | Ninguna parte de esta página ni las publicaciones que contiene podrá ser reproducida sin autorización