Petrobras cierra venta de su subsidiaria de gas por $8.600 millones

// EFE

Petrobras cierra venta de su subsidiaria de gas por $8.600 millones



La petrolera estatal Petrobras, mayor empresa de Brasil, anunció este viernes que el consorcio formado por el grupo francés Engie y el fondo canadiense Caisse de Dépôt et Placement du Québec (CDPQ) presentó la mejor oferta para comprar el 90 % de su principal subsidiaria de transporte de gas.

La venta de la Transportadora Asociada de Gas (TAG) supondrá para la petrolera brasileña unos ingresos de 8.600 millones de dólares, según informó la empresa en un comunicado remitido al mercado financiero.

De concretarse, se tratará de la mayor operación financiera de la petrolera en el marco de su vasto plan de venta de activos, a través del cual busca reestructurarse y reducir su abultada deuda tras la crisis económica que sufrió en los últimos años.

La oferta incluye el pago, por parte del consorcio franco-canadiense, de las deudas por valor de 800 millones de dólares que la Transportadora Asociada de Gas tiene con el estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

Petrobras señaló que continuará utilizando los servicios de transporte de gas natural prestados por la TAG, por medio de «contratos de largo plazo ya vigentes» entre las dos compañías, sin que ello suponga un impacto en sus operaciones y en la entrega de gas.

Asimismo, explicó que la conclusión de la transacción está sujeta a la aprobación por los órganos de gobernanza de Petrobras y de defensa de la competencia.

Además del consorcio compuesto por Engie y CDPQ, por la subsidiaria de gas de la petrolera también pujaron el fondo Mubadala, de los Emiratos Árabes Unidos, y otro consorcio liderado por el grupo Itaúsa, del banco privado Itaú.

La TAG, cuya venta era considerada como estratégica por parte de Petrobras, tiene una red de gasoductos con una extensión de 4.500 kilómetros en las regiones norte y nordeste de Brasil.

La petrolera brasileña se encuentra inmersa desde hace varios años en un ambicioso programa de venta de activos, a fin de revertir la severa crisis económica en la que se vio envuelta por los escándalos de corrupción y la caída en los precios del petróleo.

El presidente de Petrobras, Roberto Castello Branco, estima que este año venderán activos por un valor de entre 30.000 y 40.000 millones de dólares, una cifra muy por encima de la prevista inicialmente y alineada con un plan «más agresivo» coincidiendo con la llegada al poder del ultraderechista Jair Bolsonaro.

Te podría interesar también