Pdvsa pierde contrato para operar refinería en Aruba y puede terminar con cuentas congeladas

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Pdvsa pierde contrato para operar refinería en Aruba y puede terminar con cuentas congeladas



El gobierno de Aruba está reclamando a la filial de Pdvsa en la isla, Citgo Aruba, la devolución de los activos relacionados con la refinería y terminales que venía operando la empresa venezolana en esta jurisdicción caribeña, luego de que se alcanzó un acuerdo para romper el contrato de operación de la procesadora de crudo, que incluía un plan de mejora y expansión de capacidad instalada.

Según información de Argus Media, los activos de la refinería e instalaciones conexas deben regresar a manos de la estatal Refineria di Aruba N.V. (RdA), a objeto de que el gobierno caribeño busque un nuevo aliado para operar estas instalaciones, después que Pdvsa tuviera que reconocer que es incapaz de cumplir el contrato de arrendamiento.

La filial de Pdvsa en Aruba, que utiliza la denominación de Citgo, es controlada por la administración de Nicolás Maduro y el presidente de la empresa, Manuel Quevedo, había renovado la intención de la estatal venezolana de ampliar su capacidad de refinación en Aruba.

El compromiso de la petrolera venezolana era invertir entre 600 y 700 millones de dólares en la ampliación de la refinería de San Nicolás, que ya venía operando, para ampliar su capacidad actual de 235.000 barriles por día. La intención inicial era procesar alrededor de 209.000 b/d de crudo diluido procedente de la Faja del Orinoco, para convertirlos en 125.000 b/d de petróleo liviano de 22,5 grados API, según la información de Argus Media.

Reuters cita a la primera ministra de Aruba Evelyn Wever-Croes al señalar que «tomó mucho tiempo, mucho esfuerzo y mucha energía, pero finalmente Citgo admitió que no tenía capacidad para cumplir con los acuerdos», lo que deja en claro una situación que su gobierno venía señalando en arduas conversaciones con Pdvsa. Para la economía de la isla caribeña tener esta refinería inactiva representaba un golpe duro en términos de ingresos.

Las sanciones estadounidenses representaron la puntilla para determinar el fracaso de un proyecto que, en virtud de la difícil situación financiera de Pdvsa, lucía imposible de asumir. Lo más grave es que, además de la pérdida del proyecto, la petrolera venezolana tiene deudas pendientes por proveedores que podrían provocar la congelación de las cuentas de su filial en Aruba.

Puede leer la nota completa de Argus Media aquí.

Te podría interesar también