Pdvsa anunció los resultados de su canje de bonos 2017 por nuevos títulos con vencimiento en 2020 por valor equivalente a un 39,4% del total de los papeles ofertados. 

“Como contraprestación total a ser pagada por los Bonos Existentes válidamente ofertados de conformidad con las Ofertas de Canje, PDVSA emitirá un monto total de capital de aproximadamente U.S.$3.367 millones de los Nuevos Bonos en la Fecha de Liquidación, sujeto a los ajustes de redondeo como se establece en la Circular de Oferta (como se encuentra definida abajo) y el cual será ajustado según cualquier retraso en el procesamiento de instrucciones de oferta”, indicó la estatal. 

El portafolio de bonos de la República y Pdvsa reaccionó con fuerte alza al conocerse sobre el éxito del canje. 

“A la Fecha de Vencimiento, los tenedores de los Bonos Existentes han ofertado aproximadamente U.S.$2.799 millones de los Bonos Existentes, lo que es aproximadamente 52,57% del Monto Máximo Total de Canje o aproximadamente 39,43% del monto total del capital por pagar. La Compañía pretende renunciar a cualesquiera condiciones de las Ofertas de Canje. La Fecha de Liquidación con respecto a las Ofertas de Canje se espera que sea el 27 de octubre de 2016”.  

Asimismo, Pdvsa ratificó que los Nuevos Bonos estarán garantizados por una garantía prendaria con prioridad sobre el 50,1% de las acciones que conforman el capital social de CITGO Holding, Inc. y estarán garantizados incondicional e irrevocablemente por PDVSA Petróleo, S.A.

Los pagos de capital de los Nuevos Bonos serán pagaderos anualmente, en cuatro cuotas iguales, en cada aniversario de la Fecha de Liquidación de los Nuevos Bonos.   Las Ofertas de Canje se realizaron conforme a la Circular de la Oferta de fecha 16 de septiembre de 2016 y su Suplemento de fecha 26 de septiembre de 2016, que establecen de manera detallada los términos y condiciones de las Ofertas de Canje. 

A juicio de Edwin Gutiérrez, ejecutivo de la firma Aberdeen Asset Management, que sostiene una posición de 403 millardos de dólares en activos que incluyen deuda de países emergentes, Pdvsa consiguió el “respiro” que necesitaba con la operación, por lo que la consideró como una “misión cumplida”. 

Sin embargo, sostuvo que no está asegurada la capacidad de pago del 60% restante de bonos con vencimiento en 2017 que permanecen sin canjear, según expresó en declaraciones a Bloomberg. 

Comentarios