Patrimonio, liquidez y tasas condicionarán más créditos bancarios en 2018

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Patrimonio, liquidez y tasas condicionarán más créditos bancarios en 2018



La cantidad de la liquidez que está ingresando a la economía venezolana, unido a un adecuado indice patrimonial y un posible aumento de las tasas de interés van a condicionar el aumento de los créditos de los bancos en los próximos meses, de acuerdo con estimaciones de Aristimuño Herrera & Asociados.

La expansión del crédito gracias al aumento de la liquidez y la flexibilización de los indices patrimoniales otorgada por la Sudeban le da espacio espacio a la banca para aumentar los créditos al menos hasta el mes de mayo, de acuerdo con los cálculos de la firma de consultoría empresarial y bancaria. A partir de allí, esperan que la Superintendencia del Sector Bancario (Sudeban) apruebe otra ampliación del capital de las entidades como lo hizo en dos ocasiones en 2017 o autorice un alza en las tasas de interés, aparte del incremento progresivo al capital en efectivo por parte de la banca de acuerdo a la invitación (sugerencia) realizada por la Sudeban a la banca.

«La banca no tendrá más opciones que concentrarse en su cartera de créditos (créditos de gran volumen en manos de menos clientes), ya que tendrá que reducir sus plazos de recuperación con pagos en periodos cada vez más cortos para los clientes (estas condiciones solo podrán resistirla aquellos con los mejores flujos de caja)», señala la consultora.

La Sudeban ya autorizó la flexibilización en algunas carteras obligatorias, así como en índices, lo que les permitirá expandirse  entre 40% a 45% adicional en la cartera de créditos, pero para el mes de mayo ya los bancos padecerán nuevamente estrés de capital.

Reseñan que hasta el primer semestre del 2017, la banca pudo continuar su ritmo de crecimiento del crédito acorde a la liquidez, pero «cuando los agregados monetarios empezaron a crecer de forma descontrolada, la banca no pudo absorber toda la entrada de bolívares y por tanto, los activos improductivos empezaron a crecer de forma desproporcionada».

Existe un grupo de bancos que está enfocado en incrementar su cuota de mercado en el sector de créditos, por lo que serán los que estén más prestos a otorgarlos durante el año, a pesar de que las tasas de interés sigan siendo negativas en términos reales. Sin embargo, la banca le ha insistido a las autoridades en la necesidad de aumentarlas y estos han asegurado que las revisarán, pero Aristimuño Herrera & Asociados no espera este movimiento al menos «durante el primer semestre del año o previo a la elección presidencial».

Detallan que «un lote de bancos están siendo agresivos en medio de la crisis, buscando cuota de mercado y con un objetivo corporativo de crecimiento, mientras hay otros bancos que están creciendo en base a sus necesidades y no siguiendo al mercado. La evidencia empírica es contundente en relación a los ciclos del crédito y lo más recomendable es no asumir posiciones agresivas de crecimiento en medio de recesiones económicas».

Así advierten la posibilidad de que en medio de la depresión económica que atraviesa Venezuela en un contexto de hiperinflación, pueda comenzar a crecer la morosidad de empresas o particulares, afectando la calidad de la cartera de crédito de los bancos.

«La mora nos preocupa no por el lado convencional, sino por el riesgo operacional de las empresas actualmente, es decir, la incertidumbre presente que un negocio puede ser saqueado, así como un camión con toda su mercancía, que muchos negocios prefieren no abrir bajo este contexto, las presiones en las regulaciones de precios que pueden llevar a las empresas a diluir toda su ganancia y por tanto comprometer fuertemente su flujo de caja, por tanto, es importante que los bancos hagan evaluaciones de matrices de riesgo sobre sus principales clientes y su nivel de vulnerabilidad ante el contexto actual», apuntan.

 

Te podría interesar también