El ministro de Economía, Bruno Le Maire, ha dicho que París se impondrá a Fráncfort y se convertirá en el principal centro financiero de la Unión Europea cuando el Reino Unido salga del bloque, si bien admitió que la capital francesa está rezagada.

“Tomaremos decisiones difíciles, bajaremos los impuestos franceses, haremos más atractivo el país”, dijo Le Maire en una entrevista televisiva en su oficina ubicada en el este de París con vista al Sena. “Ganaremos la carrera”.

Desde que el Reino Unido votó el año pasado a favor de abandonar la UE, Francia compite con Alemania e Irlanda por quedarse con una parte del sector financiero que planea salir de Londres. Pero las estrictas reglas sobre despidos e impuestos altos y volátiles han afectado los esfuerzos de Francia: han pasado apenas cinco años desde que François Hollande llegara al poder proclamando que los financieros eran sus enemigos e impusiera un gravamen del 75 por ciento al sector de grandes ingresos. La consecuencia es que Fráncfort ya ha obtenido alrededor del doble de compromisos de reubicación por parte de grandes bancos que París.

Le Maire anunció a finales del mes pasado que anulará un impuesto a las transacciones financieras el año próximo por considerar que desalentaba a los bancos que evaluaban un traslado a París. El presidente Emmanuel Macron también ha prometido una reducción de los impuestos empresariales gradual–que en la actualidad ascienden al 33 por ciento- al 25 por ciento para el final de su gestión en 2022. El Gobierno también impulsa el financiamiento de más escuelas bilingües a los efectos de facilitar a los expatriados la adaptación a la vida francesa.

Neymar muestra el camino

París espera atraer 20.000 empleos del Reino Unido en tanto las firmas buscan nuevas sedes en la UE para seguir teniendo acceso al mercado del bloque, según Paris Europlace, el principal grupo de lobby financiero de Francia. El país también apuesta a hacer de París la nueva sede de la Autoridad Bancaria Europea, para lo cual sostiene que puede ofrecer estabilidad y continuidad.

HSBC, que tiene un banco minorista francés, ha dicho que podría trasladar unos 1.000 operadores a la capital francesa, mientras que bancos como Standard Chartered Plc y Nomura Holdings Inc. han optado por Fráncfort. Deutsche Bank AG se dispone a trasladar también a Fráncfort gran parte de los activos de banca de inversión y operaciones que tiene en la actualidad en Londres. París se ubica en el puesto 29 en la lista del Índice de Centros Financieros Globales de Z/Yen Group Ltd., apenas por encima de Casablanca y por debajo de Múnich. Londres encabeza el listado, seguida de Nueva York y Singapur.

“Muchos bancos, muchos inversores, deberán tomar conciencia de que Francia está cambiando”, dijo Le Maire, que citó la contratación récord del futbolista brasileño Neymar que hizo esta semana el Paris Saint Germain.

“Mañana Francia será el mejor lugar donde estar. No sólo para Neymar, sino para todos los inversores”.

Comentarios