Papa Francisco pide más devoción y menos negocio en la Iglesia

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Papa Francisco pide más devoción y menos negocio en la Iglesia


El papa Francisco designó un delegado pontificio para Lourdes, con el fin de reafirmar la vocación espiritual del famoso santuario francés, la cual fue descuidada en los últimos años en beneficio de la gestión financiera.

Se trata según los observadores de una suerte de interventor con la tarea de frenar el aspecto mercantil alrededor del conjunto de edificios y lugares dedicados al culto de la Virgen María en los Pirineos franceses.

El papa Francisco desea «acentuar la primacía espiritual sobre la tentación de subrayar demasiado el aspecto empresarial y financiero», explica la página oficial de noticias de la Santa Sede, Vatican News.

Como delegado pontificio fue nombrado el obispo auxiliar de Lille, Antoine Hérouard, precisó la misma fuente.

El pontífice argentino «quiere que la devoción popular, tan exclusiva de los santuarios, se promueva cada vez más», explicó Vatican News.

Hérouard mantendrá el cargo de obispo auxiliar de Lille y su misión será la de trabajar por un tiempo para que los santuarios marianos, como Lourdes, sean ante todo «un lugar de oración y de testimonio cristiano», según la carta que le envió el papa.

En la misma carta el pontífice revela que tomó la decisión tras un informe del presidente del Consejo Pontificio para la Nueva Evangelización, el arzobispo Rino Fisichella, sobre la situación en Lourdes.

Teniendo en cuenta las observaciones de Fisichella, el papa desea promover los centros de devoción mariana para que «se conviertan cada vez más en un lugar de oración y de testimonio cristiano que responda a las necesidades del pueblo de Dios».

Para expertos en temas religiosos, Hérouard deberá dejar de darle prioridad al aspecto económico del santuario, que suele ser visitado por cientos de miles de peregrinos de todo el mundo.

Según el diario italiano La Stampa, la decisión papal fue tomada tras los resultados positivos obtenidos gracias a la gestión de un ex ejecutivo de la firma Renault, encargado en 2017 de mejorar las cuentas del santuario.

El célebre lugar de culto francés se tambaleaba hace unos años con un déficit de más de 2 millones de euros y ahora ha vuelto a registrar el equilibrio financiero.

Te podría interesar también