OPEP y AIE alertan de que ingresos de países petroleros pueden caer un 85 %

// EFE

OPEP y AIE alertan de que ingresos de países petroleros pueden caer un 85 %



La OPEP y la Agencia Internacional de la Energía (AIE) mostraron este lunes su preocupación por el impacto del coronavirus en los países productores, ya que de seguir la actual situación pueden perder entre el 50 y el 85 % de sus ingresos por vender esta materia prima.

El director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol y el secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Mohamed Barkindo, hablaron por teléfono sobre el «impacto económico y social» de «gran alcance» del COVID-19, especialmente entre los países productores en desarrollo.

Mientras que la OPEP, con sede en Viena, defiende los intereses de los productores de crudo, la AIE, con sede en París, vela por los intereses de los países industrializados y consumidores de petróleo.

En un inusual comunicado conjunto, los responsables de ambas organizaciones mostraron su preocupación porque la actual depreciación del crudo puede tener un fuerte impacto en los ciudadanos de los países en desarrollo que dependen en gran medida de los ingresos de petróleo y gas.

«Si las condiciones actuales del mercado continúan, los ingresos del petróleo y el gas (en países en desarrollo vulnerables) caerán entre un 50% y un 85% en 2020, alcanzando los niveles más bajos en más de dos décadas», indica el comunicado.

«Es probable que esto tenga importantes consecuencias sociales y económicas, especialmente para el gasto del sector público en áreas vitales como la salud y la educación», añadieron.

Barkindo y Birol destacaron asimismo la importancia de la estabilidad del mercado, «ya que los productores sienten los impactos de la volatilidad extrema, particularmente en términos de ingresos muy necesarios».

La OPEP y la AIE enfatizaron en «la importancia de encontrar formas de minimizar el impacto de la situación actual en los países en desarrollo vulnerables» en medio de la actual situación de expansión de una pandemia global.

La cotización del crudo vive otro lunes negro con caídas generalizadas, lo que ha llevado al petróleo de Texas (WTI) a cotizar por debajo de los 29 dólares al descender más de un 8 %, aunque ahora se ha recuperado ligeramente y cotiza por encima de los 30 dólares.

Te podría interesar también