Nueve pensamientos que debes eliminar si quieres volverte rico

// Banca y Negocios @bancaynegocios


Tus pensamientos diarios afectan tu nivel de riqueza mucho más de lo que imaginas.

Esto es lo que ha venido pregonando Steve Siebold durante más de 25 años de estudiar a los multimillonarios. 

En su libro «Cómo piensa la gente rica» (How Rich People Think) explica que al principio pensó que aquello que motivaba a las personas más exitosas y acaudaladas era una ambición superior al promedio. 

Luego de cientos de entrevistas confirmó que el freno en la capacidad de enriquecerse para la mayoría de las personas de clase media no es la falta de deseo por lograrlo, sino la desconfianza en contar con la posibilidad de cumplir sus objetivos.

A continuación, se detallan los nueve pensamientos que atentan contra la posibilidad de volverse rico, según reseña CNBC:

No merezco ser rico

Muchos se preguntan quiénes son para volverse millonarios y no se creen «dignos» de hacerlo. 

Otros en cambio, se preguntan por qué no podrían lograrlo si ayudan a otros a resolver problemas y obtienen una recompensa correspondiente. A medida que mantienen ese pensamiento, sostiene Siebold, su comportamiento los conduce a cumplir sus sueños. 

Necesito un alto grado académico para lograrlo

Las masas creen que el camino a la riqueza comienza en la educación formal, mientras que los ricos creen en la adquisición de conocimientos específicos. 

Sin duda muchas personas adineradas tienen un buen grado educativo, pero no es una condición indispensable. 

En realidad no están tan enfocados en los medios sino en el fin: Resolver problemas, obtener su recompensa y repetir el ciclo. 

El trabajo duro me hará rico

Si bien los millonarios valoran el trabajo, saben que al final del día el apalancamiento es lo que crea la riqueza. 

Su secreto está en trabajar duro de la manera correcta: Pensar más allá que sus competidores y apoyarse en el pensamiento colectivo de sus asesores. 

Ser rico es sólo para unos cuantos

Las grandes mayorías creen que ser rico es un privilegio, pero los millonarios creen que es un derecho. 

Saben que si crean suficiente valor para otros tendrán acceso a ese derecho. 

Todo está en hacer mejor la vida de otros en vez de rezar por la llegada de la prosperidad. 

Debo tener dinero para hacer dinero

Más que dinero, para hacerse rico hay que tener grandes ideas para resolver problemas de importancia. Después de eso, el dinero será atraído de forma magnética. 

Los multimillonarios saben que no tener los recursos para un proyecto en específico es irrelevante, ya que siempre se puede usar el dinero de otras personas para financiarlo. Además, otros millonarios siempre están buscando oportunidades de inversión que les ofrezcan mejores retornos. 

Solo quiero suficiente para retirarme

Mientras la mayoría aspira a retirarse alrededor de los 65 años y contar con suficientes recursos para el resto de su vida, los millonarios aspiran a dejar una marca en el mundo. 

La clave está en no tener miedo de pensar en grande, ya que todas las personas tienen lo suficiente para obtener más dinero del que pueden gastar. 

Trabajo para hacer dinero

Los ricos piensan en trabajar para conseguir la plenitud, más que en hacerlo para conseguir una suma monetaria específica. 

De hecho, de acuerdo con Siebold, trabajar solo por hacer dinero es una de las peores estrategias que existen.

El autor recomienda encontrar el campo de trabajo más satisfactorio para cada persona, de manera que pueda invertir todo su esfuerzo para convertirse en un especialista competente en esa área. 

No puedo tenerlo todo

A diferencia de la disyuntiva entre levantar una familia y acceder a la riqueza, los millonarios saben que sí es posible tenerlo todo. 

Es un error pensar que se debe elegir entre la vida familiar y el éxito de clase mundial, afirma Siebold. 

Hacerme rico no es para mi

Las mayorías creen que la posibilidad de enriquecerse no está bajo su control, mientras los millonarios saben que es un trabajo interno. 

El secreto está en el pensamiento. 

Y la única manera de aprender a pensar como un millonario es estudiar su pensamiento, como inicio de un proceso de causa y efecto. 

Te podría interesar también