Novo Banco recortará hasta 350 puestos de trabajo este semestre

// EFE


El Novo Banco, entidad creada tras la quiebra del Banco Espírito Santo (BES), va a recortar hasta 350 puestos de trabajo antes del 30 de junio mediante rescisiones voluntarias y jubilaciones anticipadas.

Así lo desveló hoy el portavoz de la Comisión Nacional de Trabajadores del Novo Banco, Rui Geraldes, en declaraciones a periodistas a la salida de una reunión que mantuvo con la administración de la entidad, que se encuentra en proceso de venta.

Geraldes recordó que el Gobierno portugués había acordado con Bruselas reducir la plantilla del banco en 1.500 trabajadores si la entidad no era vendida antes del cierre de 2016 y que las rescisiones ahora anunciadas servirán para cumplir esa meta.

«Tuvimos la garantía de que en esta fase no va a haber ningún despido colectivo», señaló.

Desde noviembre de 2015, salieron del Novo Banco más de 1.100 trabajadores y su plantilla integra en la actualidad a unos 6.100 empleados, según el último dato divulgado por el banco, el pasado mes de septiembre.

Novo Banco fue creado en agosto de 2014 con los activos saneados del BES y recapitalizado con 4.900 millones de euros procedentes de un crédito público y de aportaciones del resto de bancos lusos.

Actualmente se encuentra en proceso de venta y el Banco de Portugal ha iniciado una fase de negociaciones exclusivas con el fondo estadounidense Lone Star para alcanzar un acuerdo final.

Si finalmente el Novo Banco fuese vendido por una cantidad inferior a los 4.900 millones que supuso su creación, la diferencia tendría que ser soportada por el resto de bancos lusos.

Te podría interesar también