Mosquitos adultos pueden pasar el virus de Zika a su descendencia

// Reuters


Los mosquitos hembras adultos pueden pasar el virus de Zika a su descendencia, dijeron el lunes investigadores de Estados Unidos, un hallazgo que subraya la necesidad de programas de pesticidas que maten tanto a los insectos adultos como a sus huevos.

Los hallazgos, publicados en el American Journal of Tropical Medicine and Hygiene, muestran que al igual que con varios virus relacionados -como el dengue y la fiebre amarilla-, los mosquitos hembra pueden transmitir el Zika a sus crías.

El doctor Robert Tesh de la University of Texas Medical Branch en Galveston, Texas, uno de los autores del estudio, dijo que el hecho de que el virus pueda pasar a la progenie del mosquito hace que el Zika sea más difícil de controlar.

«Las fumigaciones afectan a los adultos, pero no suelen matar a las formas inmaduras – los huevos y larvas. La fumigación reducirá la transmisión, pero podría no eliminar al virus», afirmó.

Aunque el virus de Zika generalmente provoca una enfermedad leve en los adultos, es una amenaza para las mujeres embarazadas porque se ha demostrado que causa una grave malformación congénita conocida como microcefalia y otras alteraciones cerebrales.

El actual brote del virus de Zika fue detectado el año pasado en Brasil, donde ha sido relacionado a más de 1.800 casos de microcefalia, y desde entonces se ha propagado rápidamente a través de América.

El mosquito Aedes aegypti, que transmite el virus de Zika, pone sus huevos en lugares con agua estancada. A los dueños de casa se les ha recomendado deshacerse de los contenedores de agua en sus propiedades. Cuando se tira el agua, los huevos se adhieren al contenedor formando un círculo en la línea del nivel del líquido y permanecen inactivos hasta la siguiente lluvia, cuando pueden eclosionar.

Los científicos que estudian al Zika querían averiguar si algunas de las crías del mosquito tropical podían transmitir el virus, ayudando a perpetuar un brote durante las temporadas secas.

Para determinarlo, los investigadores inyectaron a mosquitos Aedes aegypti hembra con el virus de Zika en un laboratorio. Luego los alimentaron y dentro de una semana pusieron huevos. El equipo recogió los huevos y los cuidó hasta que se convirtieron en mosquitos adultos. Los científicos hallaron el virus en uno de cada 290 mosquitos examinados.

«La tasa podría parecer baja», dijo Tesh. «Pero cuando consideras la cantidad de Aedes aegypti en una comunidad tropical, posiblemente es lo suficientemente alta como para permitir que el virus persista, incluso cuando se mata a los mosquitos adultos infectados», agregó.

Tesh dijo que el próximo paso es mostrar que los mosquitos están transmitiendo el virus a su prole en estado salvaje.

 

Te podría interesar también